WhatsApp Image 2022-05-25 at 12.29.20 PM

Acción Campesina mostró logros a representantes del FHV y de las embajadas de Alemania y Suiza

La región de Barlovento, ubicada en el estado Miranda, en el centro norte de Venezuela, es considerada como uno de los ejes cacaoteros del país. Está conformada por los municipios Acevedo, Andrés Bello, Brión, Buroz, Páez y Pedro Gual.  Y es Brión, específicamente, una de las entidades donde Acción Campesina está implementando el proyecto Rehabilitación de medios de vida para familias vulnerables en comunidades rurales y periurbanas,  con el objetivo de garantizar el acceso al agua y a las condiciones mínimas para la activación de las dinámicas agro-productivas. Este proyecto se ejecuta bajo el auspicio del Fondo Humanitario de Venezuela.

En la comunidad de Tacarigüita su gente amable y trabajadora recibió con agrado y un poco de nerviosismo, la visita de la oficial de proyectos de la Embajada Alemana, Johanna Stoeppler y Rudolf Krebs de la Embajada Alemana, así como a representante de la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (@SwissDevCoop), quienes estuvieron acompañados de Paula Morales, Madeleine Marín y Francis Restrepo del FHV  y de Germán Pirela, coordinador del proyecto por Acción Campesina.

“Esta visita se hizo el pasado 20 de mayo, con la finalidad de que los donantes del Fondo pudieran conocer en el terreno, el desarrollo de los proyectos que ellos están financiando, es decir, cómo los socios implementadores están haciendo uso de esos recursos y verificar cuáles son los avances y resultados que se derivan de todo ese proceso de financiamiento y de implementación de proyectos de emergencia Humanitaria,” señaló Germán Pirela, coordinador del Proyecto.

La ocasión fue propicia para compartir con varias familias locales que participan en el proyecto, allí pudieron observar los avances de los Huertos Familiares que hasta la fecha han producido más de 14.100 kilos de vegetales, en 80 huertos.

“Es importante destacar que de estos 80 huertos, al menos 66 son atendidos por mujeres y 14 por hombres Ahí vemos la participación predominante de mujeres y eso es un dato que a los visitantes, donantes y miembros del FHV les llamó mucho la atención”

Establecer estos huertos en una zona donde escasea el agua fue toda una proeza. De allí la importancia que cobra el componente de Soluciones de Agua que se realiza en Tacarigüita y Birongo, y que fue uno de los puntos focales y de mayor interés por parte de los visitantes.

“Se trata de la rehabilitación de un pozo profundo, que tiene 91 metros de profundidad. Esta es una obra que quedó paralizada desde el año 2016 aproximadamente y que en el marco del proyecto de Rehabilitación de medios de vida hemos retomado y había un interés del Fondo y de sus donantes de ver los avances y su funcionamiento, porque gracias al proyecto, se reactivó  el pozo y en este momento está abasteciendo de agua a la comunidad de Tacarigüita.”

Esta solución de agua beneficiará a unas 1.705 personas y que el Fondo valoró muy positivamente, porque si bien a la obra le falta un tramo para su culminación definitiva,  representa una experiencia positiva de acceso al agua a la población, puntualizó Pirela..

La participación activa de las mujeres, que en su mayoría, conforman el comité de gestión comunitaria de agua, también fue muy bien ponderado por la comisión.

En este sentido, se realizó un conversatorio donde se abordaron las principales problemáticas que se derivan de la dificultad para acceder al agua. Allí  las mujeres presentes relataron cómo han venido presentando problemas de salud a nivel de la cervical por cargar agua desde los principales cauces de agua que hay en las comunidades, riachuelos o pozos cercanos y cómo ahora esto está significando tener acceso al agua de manera más inmediata.

En el encuentro con los cooperantes, también se le comunicó acerca de la rehabilitación de una estación de bombeo de agua, en Birongo, municipio Brión, que beneficiará a 790 persona más.

Todo esto conforma avances y resultados concretos que fueron compartidos en un espacio de conversación con los donantes y con nuestro cooperante que es el FHV.

Seguimos sensibilizando

En el marco de proyecto que culmina a mediados del mes de juio, en el componente de Seguridad Alimentaria y medios de vidas  se impartieron talleres de alimentación sana), donde participaron unas 20 personas y se espera llegar a 80, es decir, al total de los participantes de Huertos Familiares, para reforzar temas como: mejor aprovechamiento de los rubros agrícolas, preparación de alimentos saludables, incorporación de nuevos ingredientes, etc.

“Además, estamos dictando unos talleres de gestión de cuencas y microcuencas, en las cuales participaron 40 personas y estamos haciendo una réplica de esos talleres para llegar a 20 a 30 personas más, de manera de estar impactando a entre 60 a 70 personas”, aseguró Julio Rossa, Ing. Agrónomo del proyecto en Brión.

Igualmente, se conformaron dos brigadas juveniles ambientalistas. Una en Tacarigüita, donde participan 37 jóvenes y otra en Birongo, con 34 jóvenes.

Trabajo y ejemplo de compromiso

A pesar de ser el primer proyecto que coordino, puedo decir con orgullo que los resultados han sido positivos. Este fue un desafío y por eso, desde el punto de vista personal, me he sentido permanentemente desafiado, por las responsabilidades que implica andar en esto y en temas que no son de mi total manejo, pero me tocó aprender. Desde el punto de vista institucional, esto supone un crecimiento de AC en término de todo lo que significa el trabajo con soluciones de agua que es un área que estamos explorando todavía, conociendo y aprendiendo y eso resulta bastante importante. Eso me contenta mucho, me desafía el hecho de participar en un proyecto en calidad de coordinador, en donde siento que en mi condición de joven, en un país en crisis puedo ayudar a construir un horizonte más digno para la gente.

Germán Pirela, Coordinador del Proyecto
Manantial-de-Bendiciones

Más de 20.000 personas en 11 estados del país se benefician de las soluciones de agua

Cada 22 de marzo se celebra el Día Mundial del Agua, momento preciso para enaltecer la necesidad de la conservación, gestión para su renovación. Muchas son las actividades diarias en las que utilizamos este recurso, pero algunas de ellas se llevan la mayoría de su disponibilidad. La agricultura destaca por emplear grandes cantidades, por tal razón el planteamiento y cumplimiento de políticas, junto a la organización de las comunidades, es el eje para aprovecharlo de forma eficiente. 

Solo en el 2021, Acción Campesina, junto a las comunidades, activaron once soluciones de agua en el marco del proyecto Huertos Familiares, en los estados, Lara, Guárico, Mérida, Miranda y Zulia. Un total de 5.171 familias, que equivale a 20.921 personas, ahora tienen acceso al líquido esencial. De estas, especialmente tres, emplean pozos subterráneos para su suministro. 

De acuerdo a La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agriculturam, FAO, a nivel mundial las aguas subterráneas proporcionan alrededor del 50% de toda el agua potable y el 43% de todo el riego agrícola. Esto abre la reflexión sobre el uso que se le está dando. En Acción Campesina se trabaja junto a la comunidad, en recuperar sistemas de abastecimientos, así como la formación, a través de  talleres para el uso sostenible del recurso hídrico en la agricultura y su gestión en las comunidades, mediante asambleas comunitarias. 

Desde el trabajo de Acción Campesina se ha puesto en evidencia la estrecha relación de la agricultura y el agua, es por eso que en cada comunidad donde se establecen huertos familiares, también debe haber sistemas de abastecimiento funcionales. En aquellos espacios donde no existen cuencas cerca, se emplean sistemas como los pozos y bombas sumergibles para extraer el agua subterránea, tal como en la Guajira, Guárico, Miranda y Lara.

El informe Agua Subterráneas, Hacer visible, lo invisible, publicado por la Organización de las Naciones Unidas el 21 de marzo de 2022, explica el origen, el destino y la organización de las políticas para el aprovechamiento de los recursos hídricos que se encuentran bajo tierra. El mismo detalla que la extracción de agua subterránea ha desempeñado un papel importante en la aceleración de la producción de alimentos a partir de la década de 1970, especialmente en las zonas semiáridas y áridas con precipitaciones y aguas superficiales limitadas.

La falta de acceso al agua y al saneamiento va ligada estrechamente a la pobreza. El trabajo para erradicarla, debe ser constante para que llegue a cada rincón, solo así se logrará el Objetivo de Desarrollo Sostenible #6: garantizar la disponibilidad y la gestión sostenible del agua y el saneamiento para todos.

Ver más Activación del acueducto comunitario ‘’Manantial de bendiciones’’ beneficia a 730 personas en Lara