Comedor Comunitario La Casa de Todos

El comedor comunitario La Casa de Todos, nace para aportar más de 3.000 comidas mensuales

El año 2022 trajo una luz de esperanza para la población más vulnerable de la parroquia de San Rafael de Orituco, ubicada en el Municipio José Tadeo Monagas del estado Guárico, con la apertura del Comedor Comunitario La Casa de Todos.

Con el apoyo logístico y financiero de la Asociación Civil Acción Campesina, ONG asociada a la red de organizaciones que conforman el Grupo Social CESAP, 150 participantes y al menos 10 voluntarios, recibirán una ración de almuerzo diario para aportar a sus necesidades nutricionales.

Tras acondicionar el local donde funciona La Casa de Todos, ubicar al personal, realizar un censo para seleccionar a los participantes y recibir los primeros insumos, este martes 11 de enero inició operaciones. Se rige bajo los principios de humanidad, neutralidad, solidaridad, independencia operativa e imparcialidad.

“El Comedor Comunitario La Casa de Todos busca brindar apoyo a familias en situación de necesidad extrema. La finalidad es elevar la calidad de vida de los participantes que viven en vulnerabilidad, para juntos construir un país con más y mejores oportunidades”. Así lo señaló la Lic. Auroly González, Coordinadora Nacional del Proyecto Seguridad Alimentaria que impulsa Acción Campesina.

El programa está dirigido a una población de niños y niñas y adolescentes de 6 meses a 12 años de edad, mujeres en gestación y lactantes, personas de diversidad funcional y adultos mayores. La tarea es proporcionar alimentos nutritivos de calidad y en cantidades suficientes.

Beneficiarios del Comedor comunitario La Casa de Todos

Una apuesta a la inclusión y a la participación social

“El respeto a la dignidad humana  es fundamental en nuestro comedor. El buen trato, la empatía y el amor son los ingredientes principales con los que se prepara el menú que reciben nuestros participantes”, aseguró María Margarita D’Suze, Coordinadora de Acción Campesina en Guárico.

Un personal altamente calificado y perteneciente a la misma comunidad, es el encargado de preparar y entregar los más de 3.000  almuerzos mensuales que ofrece La Casa de Todos.

Valeria Romero de García, cocinera, Israel Ramírez, cocinero, Carmen Salas, asistente de cocina, Ana Arismendi, monitora y una decena de voluntarios, hacen posible esta magia de transformar proteínas, víveres y vegetales en raciones  de amor y esperanza. Esto permitirá que los asistentes puedan ir superando, poco a poco, las consecuencias de la crisis compleja que afecta al país. 

Beneficiarias del Comedor comunitario La Casa de Todos

“Este proyecto me parece magnífico, buenísimo, porque ayuda a muchas personas y  con ese amor con que lo están haciendo,  es lo importante, con amor. Me encanta mucho y es útil para el pueblo y para nosotros también”, expresó la participante Idalia Gota de Santana. Ella ofrece sus servicios como voluntaria en gratitud por el apoyo nutricional y amoroso que recibe de Acción Campesina y de la Casa de Todos.

“Yo puedo coletear, ayudar en la cocina, limpiar un poco, servir la comida o hasta hacerlos reír un rato. En lo que pueda yo quiero colaborar, estoy feliz con esta actividad que ustedes están haciendo”, reiteró la señora Idalia.  

Etiquetas: Sin etiquetas

Leave A Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *