0001-25545789986 1

Más de 120 familias fortalecen sus conocimientos sobre alimentación sana en Sucre y Miranda

En un país rico en tierras y frutos es de suponer que los ciudadanos pueden gozar de esto y por lo tanto tener una dieta balanceada. Sin embargo, hay desafíos políticos, sociales y ambientales que la hacen cuesta arriba. Como parte del trabajo para hacer frente a esta situación, el equipo de Acción Campesina impartió el taller de Alimentación sana en los municipios Brión y Tomas Lander, del estado Miranda; y en el municipio Bermúdez del estado Sucre.

El proyecto ‘’Rehabilitación de Medios de Vida en los estados Sucre y Miranda’’, apoyado por el Fondo Humanitario de Venezuela, contempla esta formación desarrollada por nutricionistas y replicada por el equipo local y la comunidad, como parte del componente de seguridad alimentaria. Una alimentación saludable, variada y equilibrada de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud, estará determinada por las características de cada persona (edad, sexo, hábitos de vida y grado de actividad física), el contexto cultural, los alimentos disponibles en el lugar y los hábitos alimentarios. 

La Encuesta sobre Condiciones de Vida (Encovi) de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), presentada el pasado mes de septiembre, la inseguridad alimentaria severa en Venezuela aumentó de 23,3 % en 2019-2020 a 24,5 % en 2021. Este proyecto busca dar respuestas a dicha crisis. 

Temas claves en los talleres

De acuerdo al coordinador del proyecto, Germán Pirela, el objetivo de estos talleres es que las familias que forman parte del proyecto adquieran herramientas y conocimientos que les permita aprovechar los rubros que están produciendo, e instalar hábitos de alimentación saludable. La meta era impactar a 120 personas. 

‘’La alimentación sana viene desde el momento en que siembras los alimentos, los cosechas y los elaboras para consumirlos. Alimentarse es un sistema. Cada rubro aporta algo esencial, nutrientes y micronutrientes. En el procesamiento para el consumo, la higiene determina que sean saludables o no. En el sistema también también participa la comunidad como replicadora de la formación, hábitos y costumbres y para eso debe entenderlo desde el origen’’.

Germán pirela, coordinador del proyecto

En este sentido Pavlova Álvarez, nutricionista de Acción Campesina, explicó que los talleres de alimentación sana consistieron en ofrecer opciones para combinar y preparar los rubros a fin de tener una dieta equilibrada, siguiendo una manipulación adecuada. 

‘’Los temas abordados en el taller fueron referidos a la alimentación saludable, higiene de los alimentos, conservación de alimentos y liderazgo comunitario para el fortalecimiento de los conocimientos en nutrición’’.

Pavlova Álvarez

Durante dos días las familias recibieron asesoramiento nutricional y ellas replicaron la información al llevarla a otros miembros de la comunidad. En el municipio Tomás Lander 90 personas han recibido la formación y en Bermúdez es igual el número personas que la recibieron.   

Brión, Miranda

‘’En Brión participaron alrededor de 20 personas. Estuvieron muy atentas y participativas sobre los temas, especialmente el relacionado al uso variado de los alimentos. Comentaron que la siembra les ha ayudado en muchas ocasiones a disponer de alimentos cuando no tienen suficiente dinero, de hacer intercambios entre rubros, de regalar cuando les sobra a familiares y fortalecer su alimentación y, en casos muy productivos venderlos, siendo una fuente de ingreso’’.

Pavlova Álvarez

El trompo nutricional para una dieta saludable

La nutricionista Pavlovla, impartió la información del plato saludable  basándose en el trompo nutricional de los alimentos que consiste en: 

La franja de los alimentos energéticos o fuente de carbohidratos (franja amarilla) que ocupen 1/4 del plato y la presencia de los alimentos reguladores o fuente de fibras, vitaminas y minerales (franja verde) entre frutas y vegetales, que ocupen al menos la mitad del plato y el otro cuadrante de los alimentos proteicos de origen animal.

‘’También hablamos de la sustitución de alimentos como arroz y pasta por los rubros que cosechan como el plátano, la importancia del consumo diario de frutas especialmente de temporada y la sustitución de las proteínas animales por proteínas vegetales combinando alimentos como los cereales o tubérculos con granos’’.

Pavlova Álvarez

En cuanto a las medidas de higiene comentaron las dificultades que tienen con el agua que a veces no es de la mejor calidad, pero procuran la limpieza en sus cocinas y el constante lavado de manos.

Tuvieron interrogantes relacionadas con el azúcar, si ésta era o no necesaria en la dieta, cómo prevenir enfermedades o mejorar la salud mediante el consumo de algunos alimentos, especialmente aquellos que siembran.

La especialista hizo hincapié en los siguientes puntos:

  • La higiene de las manos y los rubros es fundamental para que los alimentos no se dañen y evitar contraer enfermedades
  • No hay alimentos malos ni buenos, todo se basa en no caer en los excesos y adaptarnos si tenemos enfermedades,
  • En los periodos de cosecha también hay que almacenar bien los alimentos para evitar que se dañen.

La agricultura familiar representa una oportunidad para fortalecer la seguridad alimentaria y los medios de vida. A través de ella se preservan los rubros tradicionales, al tiempo que contribuye a una dieta balanceada.

Etiquetas: Sin etiquetas

Leave A Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *