Verde-Azulado-Pina-Verano-Playa-Instagram-Publicacion-2

La desaparición de las abejas provocaría una auténtica crisis alimentaria

En el mes de mayo las abejas cobran una inusual importancia. Muchas voces en todo el mundo se levantan para exigir que se frene la extinción de estos insectos tan laboriosos y tan necesarios para el equilibrio de nuestro ecosistema. Y es que las abejas son insectos que pertenecen al orden Hymenoptera, también conocidos como Apiformes o Antofilos (del griego Anthophila, que significa “que ama las flores”). Son animales muy sociables que viven en colonias y se establecen en forma de enjambres, organizados en una estricta jerarquía de tres rangos sociales: la abeja reina, los zánganos y las abejas obreras, pero lamentablemente, su número se reduce considerablemente cada año.

Según afirma la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, FAO (por sus siglas en inglés), las abejas brindan servicios esenciales a nuestros ecosistemas y son los principales polinizadores de muchos de nuestros alimentos básicos. A pesar de todos los beneficios que aporta a la humanidad, su existencia se encuentra en la cuerda floja y con ella la latente amenaza de quedarnos sin suficiente alimento para abastecer a la población del planeta.

Leer también: Jóvenes de Sucre forman brigadas conservacionistas para proteger cuencas hidrográficas

“Las tasas actuales de extinción de especies son de cien a mil veces más altas de lo normal debido a las repercusiones humanas. Casi el 35 por ciento de los polinizadores invertebrados –en particular las abejas y las mariposas–, y alrededor del diecisiete por ciento de los polinizadores vertebrados –como los murciélagos– están en peligro de extinción a nivel mundial. Sin embargo, la población de polinizadores –en especial abejas y mariposas– ha disminuido de manera preocupante, debido principalmente a prácticas agrícolas intensivas, cambios en el uso de la tierra, plaguicidas (incluidos los insecticidas neonicotinoides), especies exóticas invasoras, enfermedades, plagas y el cambio climático.”

De seguir esta tendencia, al menos 100 especies de cultivos que proporcionan el 90 por ciento de los alimentos en todo el mundo, dejarían de producirse por la falta de polinizadores como la abeja.

“Las abejas están bajo la gran amenaza de los efectos combinados del cambio climático, la agricultura intensiva, el uso de pesticidas, la pérdida de biodiversidad y la contaminación. La ausencia de abejas y otros polinizadores eliminaría el café, las manzanas, las almendras, los tomates y el cacao, por nombrar solo algunos de los cultivos que dependen de la polinización. Los países deben cambiar a políticas y sistemas alimentarios más amigables y más sostenibles para los polinizadores”.

Ante esta gran amenaza, muchos organismos internacionales han sumado sus voces para pedir a los agricultores y responsables de las políticas que tomen acciones contundentes en materia protección de nuestros polinizadores. Pero no solo las organizaciones y entes gubernamentales están llamados a tomar acciones, también hay cosas que cada uno de nosotros puede hacer:

Dato curioso: Abejas de metal

Mientras la naturaleza se ve afectada por las malas prácticas de la humanidad, un grupo de científicos de todo el mundo trabaja arduamente para encontrar salidas a la catástrofe de grandes proporciones que pudiera ocurrir si llegaran a extinguirse las abejas.

Leer también: El acceso al agua y la seguridad alimentaria llegan a Ocumare del Tuy

Es así como al puro estilo una serie de ciencia ficción, científicos desarrollaron “drones abeja” que complementen las labores de polinización de estos insectos, y así evitar una crisis ambiental a nivel mundial.

Estos experimentos no buscan sustituir o reemplazar a los animales polinizadores, sino de alguna forma compensar la gran disminución que han sufrido estas especies.

Les dejamos este video como una manera de crear conciencia y evitar que siga el decrecimiento y extinción de algunos tipos de abejas y otras especies necesarias para la existencia humana.  VIDEO

Leave A Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *