Semiarido-Comunidad-La-Roxana-Municipio-Mara.-Estado-Zulia2021-08-05-1

La desertificación y la sequía, dos grandes amenazas para la humanidad

Por: Ismar Figuera

Según la ONU, como consecuencia de la sequía y la desertificación, cada año se pierden 12 millones de hectáreas que podrían haber producido más de 20 millones de toneladas de cereales. Hoy, el Día Mundial de Lucha contra la Desertificación y la Sequía, es necesario tomar un momento para reflexionar y pensar en acciones que reduzcan este fenómeno provocado por distintos factores. 

En los ecosistemas semiáridos las consecuencias son más graves, ya que por naturaleza el agua es escasa. Dicha condición unida a la vulnerabilidad de las poblaciones que habitan estos territorios, expone un panorama que necesita de acciones concretas para salvar todas las formas de vida.

Foto: Acción Campesina, Semiárido Comunidad La Roxana, Municipio Mara. Estado Zulia 2021

Qué es la desertificación

Es cuando el suelo en zonas vulnerables como las secas, áridas y subhúmedas, se degrada por factores climáticos y por la actividad humana.

‘’De acuerdo al artículo 1 de la convención de las Naciones Unidas, la lucha contra la desertificación resulta de diversos factores, fundamentalmente el factor climático, geomorfológicos y humanos. Es un problema mundial, que atenta contra la seguridad alimentaria, la erradicación de la pobreza y el desarrollo sostenible’’. Jesús Dugarte, coordinador del proyecto Huertos Familiares. 

Factor climático: la escasez de lluvia provoca sequía en el área. Al igual que las inundaciones, agravan la desertificación debido a que genera pérdida de suelo y de vegetación.  

Factores geomorfológicos: relacionados a las características del terreno, que a raíz de las sequías o inundaciones haya arrastre de suelo.

Leer también:

Factores humanos: se refieren al uso desproporcionado de los recursos, sin tener en cuenta el desarrollo ni la sostenibilidad. Esto es causado por la desigualdad de género y la falta de institucionalidad en las zonas rurales de los semiáridos.

Fotos Acción Campesina. Semiárido Comunidad La Roxana, Municipio Mara. Estado Zulia 2021

Organizaciones unidas para frenar la desertificación

Según las Organización de las Naciones Unidas, más de 100 países se han comprometido a restaurar sus tierras y litorales como parte de la lucha contra el cambio climático, la pérdida de la diversidad biológica y la degradación de las tierras. 

Acción Campesina es miembro de la Coalición Internacional de la Tierra de América Latina y el Caribe (ILC_ALC) desde el año 2007. Esta figura promueve proyectos en las zonas vulnerables de las regiones del mundo. El semiárido es una de ellas, y por lo mismo se ha generado desde la ALC la Plataforma de Semiáridos de América Latina. 

En el caso concreto de Venezuela, se ha trabajado en la zona de Lara, Municipio Urdaneta, en proyectos que integran a las comunidades. Con educación y promoción de las organizaciones comunitarias, se ha logrado recuperar el derecho de la tierra de hombres y mujeres, proteger al ecosistema semiárido y gestionar el agua de una forma eficiente. Esto ha sido posible con:

  • Actividades y talleres sobre organización comunitaria, conformación de mesas técnicas de agua para su gestión. Desde la recuperación de sistemas de abastecimiento y promoción de sistemas ancestrales como la cosecha de agua.
  • Identificación y actuación sobre los problemas de la comunidad: violencia basada en género, inseguridad alimentaria

La mujer como agente de cambio 

En octubre de 2021, el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas adoptó la resolución sobre el derecho a un medio ambiente limpio, saludable y sostenible en un momento cumbre para el trabajo que realiza el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA)en materia de justicia social y ambiental. En el centro de este derecho está la mujer como agente de cambio, activista y protectora de los ecosistemas semiáridos.

Foto Acción Campesina. Comunidad La Romana. Acción Campesina

‘’Promovemos fuertemente la participación de la mujer en las actividades de restauración porque son ellas las que manejan mejor el hábitat, ya que viven en el entorno de su casa, de su predio y esa visión del manejo de los recursos provoca un efecto de restauración de los ecosistemas’’ Gabriel Seghezzo, coordinador estratégico de gestión y relaciones institucionales en la Fundación para el Desarrollo en Justicia y Paz (FUNDAPAZ).

Desde el lugar de cada uno es posible actuar y dibujar una tierra más sana. La esperanza crece con organización para la recuperación de los ecosistemas. 

Jornada-de-salud-en-la-Guajira-3

Acción Campesina, AVESSOC y Acción Ecuménica organizaron jornada de salud en la Guajira

En el territorio ancestral de la Guajira, donde habita el pueblo Wayuu, se unieron tres organizaciones para prestar asistencia primaria de salud a 374 personas, específicamente niños, adultos mayores y embarazadas.  

Los habitantes de la Roxana y Casanay, comunidades de la parroquia Ricaurte del municipio Mara, recibieron atención en medicina general, pediatría y dotación de medicamentos, por parte de las ONG Acción Campesina, Acción Ecuménica y AVESSOC . La jornada también incluyó pesaje, toma de tensión y recomendaciones nutricionales por parte de los médicos.

Acciones conjuntas


Gloria Calle, ingeniera agrónoma y Angélica Guanipa, promotora social del proyecto Huertos Familiares de Acción Campesina, apoyaron en la organización, logística y preparación del almuerzo para el personal médico. Por su parte, Acción Ecuménica y AVESSOC, aportaron los medicamentos y el servicio de atención médica. 

‘’Estamos aquí presentes prestando atención a los niños en estado de desnutrición, niños discapacitados, embarazadas y ancianos. Estamos muy contentos por el beneficio que están recibiendo. Como líder me contenta que cada uno de mis hermanos Wayuu estén recibiendo este beneficio, como medicamentos’’. Beatríz Urdaneta, líder comunitaria. 

Esta jornada se desarrolla en un contexto de crisis humanitaria compleja que atraviesa el país. En los Centros de salud de la zona, según el epidemiólogo del municipio Guajira, José  Fernández, la causa de las enfermedades más comunes es la deficiente calidad del agua que se consume en la Guajira. Las fuentes principales son pozos artesanales o acueductos ubicados cerca de las viviendas, donde se suele defecar al aire libre. 

Según el especialista, otra de las causas de las enfermedades es la carencia de nutrientes. grasas, calorías y proteínas en la ingesta diaria de esta población.

Acción Campesina tiene presencia en el territorio de la Guajira a través de Proyectos como Tejiendo Puentes de Vida y Huertos Familiares, donde se ha atendido a numerosas familias en los aspectos psicosocial, de seguridad alimentaria y de salud. 

Brigada ambientalista en Sucre

Jóvenes de Sucre forman brigadas conservacionistas para proteger cuencas hidrográficas

Un preciado líquido transparente sale del grifo, sirve para hidratar y asear al cuerpo, lavar las cosas sucias y regar los cultivos, es agua, recurso vital. Su origen y trayecto para que llegue a los hogares, es ignorado y como consecuencia, algunos no pueden gozar de sus beneficios. Con el objetivo de brindar conocimiento y concienciar a las generaciones más jóvenes, el proyecto Rehabilitación de Medios de Vida, está desarrollando una serie de talleres para explicar lo que es una cuenca hidrográfica como unidad mínima de conservación. También destaca su aporte a la preservación y desarrollo sostenible de los ecosistemas naturales, como fuente generadora de vida hacia la búsqueda del equilibrio con las necesidades antrópicas. 

Educación ambientalista para asegurar el futuro

En los municipios Benítez y Bermúdez del estado Sucre, están formadas las brigadas juveniles conservacionistas por adolescentes entre 13 y 17 años. Algunos de los temas tratados son concepto de brigadas e importancia de las brigadas conservacionistas. Sobre las microcuencas se aborda el ciclo del agua, concepto de cuencas hidrográficas, tipos de cuencas, pulmón vegetal y beneficios, desventajas de la tala y quema, reforestación, protección y recuperación de áreas verdes y conciencia ambientalista.

José Martínez, promotor social del municipio de Benítez y encargado de dictar el taller, comentó lo que pudo percibir de los jóvenes ‘’La sugerencia de los participantes fue tener una capacitación más extensa, por otra parte llamó la atención el poco conocimiento que tenían sobre el tema de cuencas. Es importante mencionar que los liceos y escuelas cuentan con un programa que se llama Sembrando Agua”.

Los talleres también incluyen la descripción de las principales cuencas hidrográficas del país y de la comunidad. En Bermúdez, en el segundo taller se instruyó en la capacitación de agua potable, del acueducto el Carupanero y la Cuenca del Golfo de Cariaco y Clavellino.

La Encuesta de Condiciones de Vida (ENCOVI) afirmó que para el año 2021 hubo un aumento del 2% de los problemas relacionados con el servicio de agua potable y eliminación de excretas. En este escenario, el proyecto Rehabilitación de Medios de Vida, comparte conocimientos sobre los recursos hídricos y su conservación, se crean las brigadas conservacionistas y los comité de agua, dos grupos importantes en las comunidades para garantizar el acceso al vital líquido. 

Brión plátno

Particularidades del municipio Brión para la siembra

El mutualismo que se genera en el trabajo de campo entre la organización y las comunidades, tiene su lugar sobre el suelo, donde se camina, se siembra, se dan las reuniones. Las condiciones de este, el clima, la disponibilidad de agua, las necesidades y fortalezas de los sectores, crean el entorno propicio donde Acción Campesina promueve la agricultura familiar. Desde el año 2019 trabaja en el municipio Brión con la instalación de huertos y recuperación de soluciones de agua. 

Higuerote es la capital delmunicipio, ubicado hacia el este del estado Miranda, a 57 m s. n. m., limita por el norte con el Mar Caribe. Acción Campesina está presente en las parroquias de Birongo, Tacarigua y Curiepe.  

Este ecosistema tiene particularidades que lo hacen único al momento de sembrar. El ingeniero agrónomo Julio Cesar Rossa, encargado de dar asistencia técnica a las familias huerteras, las explica detalladamente.

Suelo del municipio Brión

”Es bastante arcilloso, lo cual es excelente para la siembra de musáceas o todas las plantas de las familias musoide, como el plátano y todos los bananos, al igual que algunas malvaceae como el cacao. El aguacate también tiene un desarrollo óptimo en esta zona’.

Mujer rural en el municipio Brión

El cultivo de tubérculos como la yuca y el ocumo también abundan. Una curiosidad de estos es que aguantan la sequía porque, por ejemplo, la yuca cierra los estomas de las hojas para almacenar agua. Todos estos cultivos son autóctonos, sembrados por sus habitantes ancestralmente.

Clima

El clima es tropical las temperaturas no bajan de los 18 ºC y la evaporación es alta. La época lluviosa va de principios de mayo hasta mediados de septiembre.

‘’En zonas del municipio como Tacarigüita y Ganga hay bastante humedad relativa, lo que a veces las hace un poco calurosas, y también tienen bastante incidencia solar lo que permite que se siembre maíz en épocas de lluvia. En algunos casos llueve durante todo el año, ya que esta zona también es selvática’’.

Debido al excesivo calor se dificulta un poco la producción de leguminosas como la caraotas. Este es un cultivo que necesita un suelo un poco franco arenoso y alturas mayores a los 150 y 2009 metros sobre el nivel del mar. 

Cultivando rubros no comunes

El proyecto Huertos Familiares ha dictado talleres sobre cómo mejorar el suelo con la mezcla ideal del sustrato y la elaboración de canteros. Las familias del Municipio Brión siguen estas técnicas, por eso han logrado cultivar rubros que no estaban en sus costumbres ya sea la falta de semillas o porque no sabían cómo hacerlo. Algunos son el tomate, berenjena, zanahoria, repollo, rábano, pimentón y lechuga. 

Desde el trabajo y la integración con el entorno, se logran metas que antes se veían lejanas. Por eso las familias, además de lo que ya conocían, han podido conocer otros cultivos y técnicas de siembra gracias a la asistencia técnica de los ingenieros. 

Ocumare del tuy Seguridad Alimentaria

El acceso al agua y la seguridad alimentaria llegan a Ocumare del Tuy

El sol a todo resplandor, el verdor característico de la zona y algunas mujeres y niños que pasaban caminando fue el escenario en Ocumare, municipio Tomás Lánder del estado Miranda, que recibió al equipo de Acción Campesina. Encabezado por Germán Pirela, coordinador del proyecto Rehabilitación Medios de Vida en los estados Sucre y Miranda, y el director General de la organización, Manuel Gómez, el equipo se adentraró en las comunidades La Guadalupe y La Rivera.

A las 10:00 de la mañana y con 32 grados centígrados el equipo llegó a esta zona que debe su nombre al Ocumo, un tubérculo que crece con fuerza en ese suelo arcilloso debido a la contaminación por las cementeras que aún quedan.

Patios convertidos en huertos, unidades de producción o conucos, son el resultado de un trabajo comunitario, junto al equipo técnico del proyecto que conforman el promotor social José García, Magaly Pacheco, voluntaria de Acción Campesina y los ingenieros, Luis Moreno (agrónomo)  y la especialista en agua, Nerlys Partidas 

Rehabilitación de los medios de vida

La primera parada fue en el complejo residencial de la Guadalupe Tetra a media mañana, debajo de un toldo de madera se planificó el recorrido del día. Mientras desde los edificios de la Guadalupe, se acercaba la señora Esperanza Gelvez para guiar al equipo a su unidad de producción.

Ella trabaja la tierra junto a su esposo, José Castillo. Ambos llegaron hace seis años de Táchira, en la siembran tienen diez. Desde marzo de 2020 forman parte del proyecto Rehabilitación de Medios de Vida. En la actualidad tienen sembrado yuca, ajonjolí, cilantro, lechosa, maíz, ají, pimentón, maní, cambur, yuca, ocumo y más. 

‘’Nos trajeron un kit de herramientas, nos entregaron varias semillas, pepino, tomate, berenjena y auyama. También nos han dado talleres, sobre cómo debe ser la pareja, cómo debemos actuar en caso de violencia’’.

La siguiente comunidad fue la Riviera, en donde Yolanda Moreno, costurera de oficio e instructora textil del Inces, recibió al equipo con su nieta. 

Medios De Vida

‘’Me he sentido muy motivada, porque siempre lo había pensado pero nunca me había atrevido a hacerlo. Me he fortalecido, quiero seguir porque veo que vale la pena. Para una persona de mi edad, tener otra cosa que hacer también me despertó eso. Tengo otra motivación emocional y física’’, comentó Yolanda Moreno.

Yuca en Tomas Lander, Medios De Vida
Cultivo de Yuca por Yolanda y su familia

En la misma comunidad, se encuentra Nora González, maestra de segundo grado y líder. Es la encargada de gestionar el suministro de agua que es escaso, la entrega de cajas de alimento y otros asuntos comunitarios. 

La acción popular garantiza el acceso al agua

Agua, saneamiento e higiene, WASH por sus siglas en inglés es un principio que busca garantizar el acceso universal al agua potable y asequible para todos en 2030. Así ocurre la rehabilitación de soluciones de agua. Son 286 personas de la comunidad de la Riviera que serán beneficiadas con la reparación de un tanque de 295.000 litros.

”La solución de agua para la Rivera, consta de un tanque construido en concreto armado, el cual se debe impermeabilizar y reparar algunos detalles de albañilería. También se debe realizar reparaciones en la tubería que surte agua al tanque y colocar flotante para evitar que se derrame. Hasta los momentos se ha realizado desmalezamiento y limpieza de la zona donde se encuentra para seguir con las reparaciones ”.

Nerlys Partidas

En estos momentos el comité promotor de agua conformado por Mirla Hernández, Ignacia Díaz, Maria Verónica Díaz y Kerwin Olivo, se encarga de gestionar junto a Acción Campesina la reparación del tanque. Lo siguiente será conformar el comité de agua para dar sostenibilidad a la solución. 

Rehabilitación de Medios de Vida es un proyecto financiado por el Fondo Humanitario de Venezuela que impacta en la seguridad alimentaria de las comunidades, mediante la asistencia en la siembra y el acceso al agua, por la reparación de infraestructuras que han sido deterioradas a través del tiempo.

Uso sostenible del agua en la agricultura 4

Uso sostenible del agua en la agricultura

El agua es el elemento del que dependen todas las formas de vida en el planeta, 97% es salada, por lo que no es apta para el consumo, ni para la agricultura. Tan solo el 3% lo es, razón suficiente para gestionarla de forma inteligente. 

Como parte de un sistema sostenible, debe haber más renovación que explotación y ahí entra la gestión integrada del recurso a fin de aprovecharlo al máximo. Esto es posible con diferentes métodos como la cosecha de agua y el riego por goteo. 

‘’En la agricultura se ocupa el 70 % del agua que se extrae en el mundo, y las actividades agrícolas representan una proporción aún mayor del “uso consuntivo del agua” debido a la evapotranspiración de los cultivos’’. Banco Mundial 

Educando para la sostenibilidad

 El proyecto Huertos Familiares, incluye una serie de talleres sobre ‘’Uso Sostenible del agua en la Agricultura’’, en los que participan conuqueros, huerteros y asistentes técnicos comunitarios. 

‘’Nosotros estamos impulsando el riego eficiente, el uso racional del agua mediante el localizado con goteros artesanales. La idea es que los productores puedan disminuir el consumo en el cultivo’’, expresó Carmen Torrealba, ingeniera con maestría en Desarrollo Sustentable y encarga del componente social del proyecto en el Municipio Morán, en la comunidad de Boro Santa Teresa, estado Lara. 

La formación hace énfasis en que los productores aprendan a usar materiales a su alcance como los de reciclaje, pues parte del propósito de su implementación es que no requieran de una inversión costosa y que sea de fácil acceso. 

‘’En los talleres hemos construido goteros de diversos tipos, los que funcionan por condensación,  por capilaridad y por goteo. En estos es posible regular la velocidad y tamaño de la gota. Para su construcción utilizamos botellas pet, tela y pitillos’’.

‘’’Hay cultivos que son más exigentes en agua. Sin embargo, no es lo mismo llenar un surco con agua mediante el riego por aspersión, que agregarle una gota a una planta o a una hilera de plantas. De esta forma ellas toman la cantidad que necesita’’

‘’En la zona de Boro, el agua es muy escasa, por lo tanto con más razón tiene que haber un uso eficiente. Con una botella es posible tener un riego de dos a tres días, o seis días dependiendo del cultivo’’. 

 En el año 2014 el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) publicó el documento Agua, alimento para la Tierra, donde afirma que el continente americano alberga el 46 % de los recursos hídricos mundiales.  La preservación de las cuencas y el uso eficiente en todos los niveles de consumo, son medidas que pueden aumentar la productividad y sustentabilidad agrícola. 

Menu Navideño Comedor El Maná

La madre venezolana que convirtió su casa en un comedor

Accionar es lo principal para superar las dificultades. Porque quedarse estático no es opción, para quienes trabajan en los comedores que alimentan a cientos personas de todas las edades, en distintas zonas del país. En esta oportunidad, se presenta el testimonio de una madre venezolana que convirtió su casa en un comedor. 

Acción Campesina trabaja en conjunto con distintas casas de alimentación, lo que da como resultado que muchas personas tengan un plato de comida en sus mesas. Como también capacitación para quienes trabajan en los comedores y recursos para su funcionamiento. Este aporte es fundamental en estos tiempos de dificultades, marcados por la precaria calidad de los servicios en el país.

Isabel convirtió su casa en un comedor 

Lo que impulsó a Isabel, la madre venezolana de este testimonio, a no quedarse paralizada ante la necesidad, y a convertir su casa en un comedor, fueron sus cuatro hijos. 

Ella relata que la imagen que la llevó a alimentar a niños de su comunidad desde hace cuatro años, fue ver a una madre comiendo de la basura. Isabel afirma que: ’’Aparte de quejarme, debo hacer algo’’. Sin embargo, para ese entonces no tenía suficiente recursos para mantenerse, aun así decidió alimentar a cinco niños. Esto fue el comienzo de todo. 

Comedor Infantil el Maná del Cielo, es el nombre de la casa de alimentación ubicada en el Estado, Miranda, Municipio Guaicaipuro, sector la Matica, el cual es administrado por esta madre venezolana. Aquí se benefician 79 niños a través del programa de Acción Campesina ‘’Alimentando con Responsabilidad’’. Además tiene 27 comidas que son donadas por CESAP, aporte que realiza desde mayo del 2020. 

Una madre venezolana que supera las dificultades para alimentar a sus hijos

Entre las dificultades más actuales que se le han presentado a Isabel, está la falta de gas. Ella relata que: ’’ En estos días me he quedado sin gas y tuve que hacer la crema de verduras a leña. También me tocó montar por primera vez el arroz en una chimenea, y se estaba secando, quemando. Eso fue estresante y horrible’’.

En búsqueda de soluciones, realizó la denuncia por la radio y según sus palabras,  ‘’gracias a Dios estaba en el programa un comisionado de la policía de Miranda y mandó una patrulla con cuatro bombonas ’’. Con esto Isabel demuestra ser una madre que busca soluciones y no se queda paralizada cuando se le presentan dificultades. 

Trabajo en conjunto con Acción Campesina 

Relacionado con el aporte que realiza Acción Campesina a este comedor, desde septiembre del 2019, Isabel comenta que ha recibido proteínas, artículos para la limpieza, refrigeradores. Junto con la ONG Alimenta la solidaridad, se donaron unos lavamanos.  Aunque el aporte no solo es material, pues antes de la cuarentena la organización impartía charlas sobre la manipulación de los alimentos. 

Ella comenta que: ‘’cuando llegó Acción Campesina a mi vida tenía cuarenta niños. Les daba comida tres veces a la semana, lo que podía; lentejas, una crema de auyama con unas arepitas, los viernes les daba merienda. Con la colaboración de ellos ahora puedo darles una comida completa, lo que yo no podía’’ 

Así como este testimonio de constancia, resiliencia y empatía hay muchos más. En las próximas publicaciones se presentarán otros sobre los comedores que trabajan junto a Acción Campesina. Les invitamos a mantenerse atentos. 

Natalia Tanborda, la docente que lidera un conuco escolar 1

Natalia Tanborda, la docente que lidera un conuco escolar.

Muchas comunidades están sumergidas en el espesor de las montañas venezolanas. Las Mercedes de Paya es una de ellas, ubicada específicamente al noreste del país, en Turmero, estado Aragua. Aquí se encuentra el conuco de Natalia Taborda, una docente y comerciante, madre soltera de 39 años que con su hijo de 7 años, tienen un espacio de casi una hectárea donde siembran algunos rubros.

Esta mujer cabeza de familia y ahora líder de su comunidad, forma parte del proyecto Fortalecimiento de la producción local y medios de vida basados en el mercado, que ejecuta Acción Campesina en el Municipio Santiago Mariño.

Acompañar para motivar
Taborda comenta que al principio no estaba tan motivada. ‘’Imagínate ahí yo solita con mi hijo, sembrando. El equipo de Acción Campesina, me impulsó bastante para sembrar estos nuevos rubros’’.

Te puede interesar: Germinar a la vida en los semilleros: pasos para su desarrollo

‘’Antes de iniciar el proyecto con Acción Campesina mi parcela ya tenía aguacate, limón, ocumo, plátano y cambur. Una vez que ya formé parte de AC, sembré caraota y maíz. Tienen casi dos meses. Voy a empezar ahorita con las hortalizas que nunca había sembrado’’.

‘’Mi parcela fue escogida para organizar el huerto escolar, promovido por AC. Tengo tiempo sin ejercer, pero llevo muchos años trabajando con niños. Cuando el equipo vio que tenía experiencia, me invitaron a formar parte. Desde entonces me dotaron con semillas y herramientas para trabajar junto a ellos’’.

La organización parte de reconocer el rol de cada miembro de la comunidad. Esto es importante, ya que al identificarlas es posible potenciar las fortalezas y disminuir las debilidades mediante el acompañamiento y la formación.

El conuco escolar
‘’Del conuco escolar forman parte 11 niños, pero se van a incluir otros más. Nos encontramos en la fase de preparación del terreno para empezar a sembrar las hortalizas’’, expresó Natalia.

Dicho componente es una iniciativa innovadora en la labor de Acción Campesina, porque es la primera vez que se desarrolla un proyecto totalmente orientado a los niños.

‘’Esto ha sido una hermosa experiencia de aprendizaje. El equipo técnico está formado por personas muy humanitarias que comparten sus conocimientos y también aprenden de lo que nosotros sabemos, basado en la práctica cultural y ancestral’’.

La seguridad alimentaria empieza desde el resguardo de la semilla
‘’El banco de semillas es una de las prácticas más importantes que nos invita a desarrollar el equipo de AC. Muchas personas de la comunidad ya sembrabámos, pero no guardábamos las semillas porque no sabíamos cómo conservarlas, entonces cuando venían los aguaceros y la plaga, perdíamos todo. Ahora sabemos cómo administrarlas y por lo tanto tenemos más producción. Ellos han hecho mucho énfasis en el banco de semillas comunitario’’.

Lee también: Producción artesanal de semillas garantiza la agricultura sostenible en Costa de Oro, estado Aragua

Natalia es una mujer que reconoce la importancia que tiene su accionar en la comunidad. La mayor demostración de esto es la guía y la organización de su propio conuco así como del escolar.

accion-campesina-centro-campesino-el-convite

Centro Campesino El Convite.

Centro Campesino El Convite, punto de encuentro para los proyectos de Acción Campesina en Mucuchíes, En el tercer pueblo más alto de Venezuela, Mucuchíes, a 3.000 m.s.n.m, se encuentra el Centro Campesino el Convite. Un espacio de reunión y formación en las montañas merideñas, donde se desarrollan talleres y dinámicas de trabajo en equipo para el crecimiento de la comunidad.

Marleiba, la lideresa de este lugar, es promotora social de Acción Campesina en el municipio Rangel del estado Mérida. Se encarga de organizar los huertos familiares, por lo tanto conoce todas las fortalezas y amenazas a las que se enfrentan la comunidad. Hasta hoy en Mucuchíes se atienden 130 familias mediante el proyecto, de las cuales 30 son nuevas.

“Estamos fortaleciendo alternativas relacionadas con la producción de alimentos saludables bajo la premisa del uso de productos y abonos orgánicos como los bioles”. Comentó Marleiba Arismendi, promotora social de Acción Campesina en la entidad

Elaboración de composteros dichas sustancias alternativas y naturales, se elaboran con recursos que se tienen en el mismo huerto o en la unidad de producción. El propósito es mejorar los suelos y proteger la vida que existe en él, además de aportar nutrientes a los cultivos que luego serán alimento orgánico.

Elaboración de composteros dichas sustancias alternativas y naturales, se elaboran con recursos que se tienen en el mismo huerto o en la unidad de producción. El propósito es mejorar los suelos y proteger la vida que existe en él, además de aportar nutrientes a los cultivos que luego serán alimento orgánico.

Con organización las necesidades se superan los temas a trabajar en los talleres parten de las sugerencias, inquietudes o necesidades que expresan los beneficiarios. Recientemente han solicitado aprender a realizar comidas alternativas con los productos del huerto.

Entre los rubros más comunes de la zona están las habas, acelga, calabacín, cilantro, perejil, lechuga, rábanos, remolacha, apio españa, ajo porro, apio, papa, arveja, brócoli, cebollín, cebolla, coliflor, cuivas, quinua, espinaca, maíz, caraota, repollo, tubas, zanahoria, fresa, mostaza y varias hierbas aromáticas.
“No se trata solo del huerto, es un trabajo que va más allá. La interacción entre los grupos de huerteros, la solidaridad, el apoyo, donación de árboles para reforestación, la conexión con las comunidades, las escuelas. Se genera una dinámica muy interesantes”.

MARLEIBA ARISMENDI

Otra de las necesidades que han expresado es enseñar a los niños a sembrar desde las escuelas, y la repoblación del terreno con plantas forestales, como una medida para contrarrestar la tala debido a la búsqueda de leña para cocinar.

“Los beneficiarios nos han solicitado asesoría para activar los huertos escolares y para realizar las siembras de árboles en las nacientes’’. Comentó Marleiba.

Centro Campesino El Convite, lugar de encuentro y producción El Centro Campesino El Convite era un programa asociado a Acción Campesina en la comunidad de Mucuchíes, que luego tomó su propia independencia para convertirse en una Asociación Civil del Grupo Social CESAP. En la actualidad es una casa grande ubicada en la montaña de la misma comunidad que funciona como centro de formación. Consta de baños, habitaciones, equipos audiovisuales y salones para los encuentros de las familias que viven en la zona.

Desde comienzos del 2021 se han impartido 17 talleres a los miembros de los huertos familiares. Entre los temas se encuentran: Prevención del Covid19, salud e higiene, compostaje, lombricultura, biopreparados para el manejo de plagas y enfermedades de las plantas.

Muchos son los obstáculos que tienen que sortear en esta región andina. Falta de electricidad, gas, combustible es a lo que se enfrentan las personas que viven en Mucuchies. Entre tanto, los huertos son un aliciente para seguir adelante.

‘’Es como un castigo, dejan más electricidad hacia la ciudad que en las comunidades. Podemos pasar una tarde completa sin ella. En Mucuchies hace demasiado frío, ha llegado hasta los 6º. Estos bajones dañan la calefacción. Además, hay una deforestación demasiado fuerte, casi no hay árboles. La gente está cocinando con leña’’ Comentó Marleiba.

Desde la altitud, donde prevalecen los frailejones, un clima frío y gente cálida, la producción sigue en marcha. Con talleres constantes y el trabajo en equipo, esta comunidad resiliente, se levanta todos los días para sortear las hostilidades de los servicios públicos y crecer junta.

Cocorote un suelo fértil donde renace la esperanza 2

Cocorote, un suelo fértil donde renace la esperanza.


Cocorote es una comunidad que queda en la carretera transandina, con casitas de lado y lado de la vía, a una altura de unos 755 m.s.n.m, en el Municipio Morán del estado Lara. Es un poblado pequeño de unas 80 familias, con un clima de montaña muy agradable. Sus tierras son muy fértiles. “Son suelos ricos, cualquier cosa que se siembre allí, se les da”, dice la Ingeniera Agrónoma Crisbely Pérez, técnico de campo de la Asociación Civil Acción Campesina (AC).

Acción Campesina es una organización de la sociedad civil venezolana, sin fines de lucro y una de las 20 asociadas del Grupo Social CESAP. En ese poblado, AC se encuentra ejecutando el Proyecto Huertos Familiares para beneficio de 17 hogares directos y 64 indirectos.

»De las 80 familias que conforman Cocorote, solo unas pocas participan en el Proyecto porque actualmente no cuentan con suministro de agua. Se surten del río o a través de una manguerita que viene de la comunidad de El Peñón, que es un caserío que está más arriba. Les llega el agua unos 45 minutos en la mañana y 20 minutos o menos en la tarde, pero ya fue aprobado el proyecto de soluciones de agua para el municipio Morán y muy pronto, con el favor de Dios, vamos a poder incorporar muchas más familias a los huertos”, refirió Crisbely.

Una de esas familias beneficiarias es la de Tatiana Sandoval y su padre, José del Carmen Sandoval. Ellos, como un verdadero equipo, unieron sus fortalezas para mantener la dinámica del hogar. Día a día enfrentan sus discapacidades con estoicismo.

Tatiana es toda una guerrera. Desde el momento de su nacimiento aprendió a enfrentarse a las vicisitudes de la vida, pues, por problemas durante el parto, todo el lado derecho de su cuerpo quedó paralizado. Como consecuencia, tiene poca movilidad y fuerzas en su brazo derecho y no puede afincar la pierna. Además, sus ojos sufren de estrabismo, condición que también heredó su hija.

Gracias a que su vivienda queda en la parte alta de Cocorote, cerca de la comunidad del Peñón, logran tener acceso al agua y tener un huerto productivo que les abastece de alimentos sanos y nutritivos, libres de contaminantes. Junto a su padre mantiene su huerto con producción de batata, yuca, cebollín, lechosa. cambures, pimentones, frijoles, matas ornamentales y medicinales, también maíz y caraotas producto de la semilla aportada por el proyecto.

“El señor José del Carmen Sandoval es un hombre de avanzada edad, tiene problemas de movilidad luego de un accidente laboral y producto también de los años que ya pesan en su humanidad. Sin embargo, este sr es un ejemplo para nosotras, lo tenemos de referencia porque a pesar de su discapacidad él ya tiene sembrado muchos rubros en su huerto. Le enseña a los vecinos, familiares y nietos cómo se cultiva, porque tiene experiencia. Les explica lo bonito que es trabajar, cómo esforzarse para lograr sus propios alimentos. Él ayuda a su hija con la siembra”, comenta la ingeniera.

Con la ayuda de su bastón el Sr. Sandoval se mueve diestramente por los surcos de su parcela.

“Los participantes del proyecto de esta zona son privilegiados por tener un suelo fértil. El problema es que, a pesar de estar tan cerca del río Guárico, que pasa por un extremo del poblado, y cerca de riachuelos y quebradas, estas comunidades no cuentan con un acueducto y en eso está trabajando Acción Campesina”, señaló la ingeniera.

Soluciones de agua para mejorar la calidad de vida
A pesar de la cercanía a fuentes hídricas, Cocorote no cuenta con servicio de agua potable. Desde su fundación, este caserío se abastece del río para almacenar en las pipas o pipotes con el vital líquido.

“Ya gracias a Dios, fue aprobado el proyecto para el municipio Morán y esperamos poder darles agua que beneficiará a estas familias que llevan más de 50 años sin el servicio de agua potable en sus hogares. Nunca han tenido una llave con agua en sus casas, porque siempre han tenido que bajar al río a buscar agua, pero no es solo bajar, es subir la empinada cuesta con el líquido vital, porque no es que le queda en la orillita, tienen que bajar bastante y luego subir con las pipas llenas de agua”, refirió.

Tener acceso al agua también mejorará las condiciones de salubridad de la comunidad, afirma Pérez, pues muchos hogares no cuentan con baños y en otras oportunidades hasta tres familias comparten el mismo sanitario.

“La vivienda de Tatiana tiene un baño en el patio, éste estaba operativo pero con problemas de electricidad y sin puerta. Un vecino que es albañil está reparando el techo. Ellos comparten el baño con tres familias cercanas y entre todos ellos se distribuyen las tareas para llenar las pipas que generalmente una está dentro del baño y otra afuera y cada vez que lo usan están pendientes del aseo y de llenar los recipientes. Son familias acostumbradas a la recolección del agua”, explicó .

Asegurar el acceso al agua segura a estas comunidades vulnerables, es clave para prevenir enfermedades, mejorar la calidad de vida de sus habitantes y para tener un mejor rendimiento en los huertos familiares: garantía de alimento seguro en la mesa.

La comunidad de Cocorote no se rinde y mantiene viva las esperanzas en un mejor porvenir, con acceso a agua potable en sus hogares, un derecho humano que se ve vulnerado en muchas poblaciones del país.