post-1b

Acción Campesina participó en el II Congreso Internacional de mujeres líderes por la sostenibilidad

En el marco de la celebración del Día Internacional de la Mujer, este 8 y 9 de marzo se celebró el II Congreso Internacional de mujeres líderes por la sostenibilidad, organizado por la Coordinación de Género e Igualdad de Oportunidades de la Secretaría General de la Red Internacional de Promotores ODS (RIPO) y la Fundación Embajadoras Venezuela Sostenible (EVS), con el patrocinio de la Embajada de España en Venezuela y la colaboración de 51 organizaciones aliadas de América látina y el caribe, entre ellas Acción Campesina, el Centro de Estudios del Desarrollo Universidad Central de Venezuela y la Asociación Civil Mujer y Ciudadania.

Acción Campesina, presentó la ponencia Situación de las mujeres rurales en Venezuela de la mano de Yelmi Urrutia, asistente de proyectos en Acción Campesina, Ingeniera Agrónoma, egresada de la UCV y actualmente desarrolla su tesis de Maestría  de Estudios de la Mujer en la UCV. Su desarrollo profesional se ha centrado en trabajar con poblaciones vulnerables de zonas rurales, indígenas y urbanas. 

La ingeniera Urrutía abordó puntos claves para entender las condiciones de vida de las mujeres que hacen vida en el campo, cómo han cambiado desde la emergencia humanitaria y la actuación de las instituciones.  

‘’En el mundo rural las instituciones están más ausentes de lo que pueden estar en las zonas urbanas. Todo es más difícil. Hay unos desafíos mayores, que impactan en la calidad de vida, que no tenemos las mujeres urbanas. Cuando se trata de mujeres indígenas aumenta el grado de discriminación y vulneración’’.

También explicó que las mujeres rurales son una intersección en la categoría de género que le otorga condiciones distintas al resto, en muchos casos, con notable vulnerabilidad. 

Congreso por el Día Internacional de La Mujer

‘’Alrededor del 63% de quienes participan en los proyectos son mujeres, son las que lideran los huertos familiares.Por lo general no hay la visibilización de mujeres productoras, y cuando visitamos las comunidades nos encontramos que son líderes, voceras y las que asisten sin temor a todas las capacitaciones que les llevamos’’, expresó la ingeniera.  

La especialista también explicó las condiciones de trabajo de las mujeres, en medio de la crisis energética, de gas y de suministro de agua. 

‘’Donde antes llegaba el gas doméstico, ahora tienen que cocinar con leña y otros tipos de combustible. La crisis ha hecho que sea una carga añadida para la larga jornada de las mujeres. Lo mismo sucede con el agua, han ido colapsando los sistemas de agua potable. Es muy irregular el suministro. En la Guajira venezolana del estado Zulia, un método para abastecerse es el jagüey’’.

Otro punto relevante que abordó la ingeniera, fue sobre las mujeres migrantes y el cambio en la estructura familiar que esto genera. 

Venezuela vive una emergencia humanitaria compleja, por lo que a Acción Campesina le ha tocado atender proyectos de esta índole, sin perder el norte del desarrollo. El congreso estuvo orientado a tres Objetivos De Desarrollo Sostenible, ODS 5, igualdad de género, ODS 10, reducción de desigualdades y ODS 13, acción por el clima.  

Enlace a la participación de Yelmi Urrutia

Trueque solidario en Tabay, una cadena de amor por los más necesitados

Este miércoles 2 de marzo, se realizará la II edición del Trueque Solidario de Tabay, una jornada organizada por el equipo de Acción Campesina en el Municipio Santos Marquina del estado Mérida, con la finalidad de apoyar a los participantes del Proyecto Huertos Familiares en la colocación del excedente de su producción en el mercado local.

Caroly Romero, promotora social de Acción Campesina, expresó su satisfacción por la buena acogida que ha tenido esta iniciativa en el pueblo merideño. Asegura que es una oportunidad de adquirir productos frescos, totalmente orgánicos, sin la presencia de agrotóxicos, a precios directo del productor, mientras ofrecen ropa y zapatos nuevos o usados en buen estado como pago de estos rubros.

“Yo digo que esto es un intercambio de amor, porque muchos productores tienen sus verduras, hortalizas y legumbres pero no tienen el dinero para comprar ropa, zapatos o servicios. Con este Trueque Solidario pueden adquirirlos sin necesidad del dinero en efectivo. Mientras, quien ofrece sus artículos o bienes, se llevan lo mejor del campo”

Sin embargo, el trueque solidario va mucho más allá de un simple cambio de mercancía, a juicio de María Auxiliadora Pacheco, Ingeniera a cargo del proyecto en el municipio merideño, la actividad se ha convertido en una cadena con eslabones de solidaridad.

“Empezamos esta iniciativa porque una vecina de Caroly le llevó varias cosas, entre ellas ropa, carteras y zapatos que le habían regalado en Mérida, la capital. Nos propuso cambiarlas por verduras y así empezó todo. Eso nos dio la idea del Trueque Solidario. Ahora, organizamos estas ferias de Trueque con los participantes del proyecto Huertos Familiares. Ellos traen sus productos y la gente lo puede cambiar por algún artículo. Parte de la ganancia la destinamos a alguna fundación u organización que ayude a personas con grandes necesidades”.

Pacheco indicó que en la primera edición del Trueque Solidario, se hizo un aporte a la Fundación Alimentando con Amor, un grupo de merideños que se une todos los viernes para llevar comida  a familiares y pacientes de la Unidad de Larga Estancia en el Hospital de Mérida y a personas de escasos recursos en la Plaza Bolívar de Mérida.

“Invitamos a toda la población de Tabay, de la ciudad de Mérida y pueblos cercanos a llevar su ropa, útiles escolares, zapatos y todo lo que consideren de utilidad, para apoyar a nuestros productores y a las familias más necesitadas del municipio.”

En esta oportunidad el Trueque Solidario estará ubicado en la comunidad de La Ceibita, en Tabay, este miércoles 2 de marzo a partir de las 10 de la mañana. Asiste y únete a esta cadena de amor y solidaridad.

Uniandes, 30 años

El Grupo Social Cesap celebra 40 años de acción popular en Los Andes

A través de sus asociadas Uniandes y Centro Campesino El Convite, afianzan su acción en Mérida y Táchira con sus programas de empoderamiento ciudadano

Uniandes, asociada en Mérida y Táchira del Grupo Social Cesap (GSC), está cumpliendo 30 años de vida y actividades en la región andina. 

La ocasión ha sido propicia para repasar los logros que ha tenido el Grupo Social Cesap en esta zona, en la que operan dos de sus asociadas: la propia Uniandes y el Centro Campesino El Convite, que funciona en Mucuchíes, en el páramo merideño, desde hace 33 años. 

La presencia del Grupo Social Cesap en la región andina se remonta a comienzos de la década de 1980, cuando, a través de sus programas de alfabetización y de formación de círculos femeninos populares, fue desarrollando su trabajo de acompañamiento entre losd grupos humanos más vulnerables (entre ellos las mujeres) del páramo merideño. 

A los programas alfabetizadores, de gran éxito, se sucedieron nuevos proyectos, que fueron la génesis de Uniandes, que nació hace 40 años y desde hace 30 tiene personalidad jurídica propia, como buena parte de las 19 organizaciones que conforman el Grupo Social Cesap, indicaron Diana Vegas, presidenta del GSC, y Rosa Elena Acevedo, presidenta ejecutiva de Uniandes. 

“Uno de los programas activos de Uniandes y el Grupo Social Cesap es La Gente Propone, observatorio de políticas públicas, un ‘gimnasio’ de la ciudadanía y la participación comunitaria en el área de servicios públicos para la región andina”, señaló Vegas. 

Mientras tanto, Rosa Elena Acevedo señala que “nacimos del Grupo Social Cesap, y 30 años después mantenemos los valores que nos impulsaron desde los inicios”. 

El aniversario de Uniandes se está celebrando con diversos actos, entre ellos una Misa ofrendada este lunes en la Iglesia Nuestra Señora del Rosario en la ciudad de Mérida. 

Además, se realizará una feria de emprendedores, en la que los participantes en los programas de emprendimiento del GSC mostrarán sus logros, y habrá un acto de reconocimiento para aquellas personas que a lo largo de 30 años han dejado su huella en Uniandes, cuyo trabajo se ha expandido de la región andina a Amazonas, Apure y Bolívar. 

Sobre el Centro Campesino El Convite

Hace 33 años, en tanto, y a partir del trabajo de alfabetización que realizaba el Grupo Social Cesap en el páramo merideño, se estableció el Centro Campesino El Convite, hoy una de las asociadas independientes del GSC. 

“De esos hombres y mujeres que participaban en esos programas se desarrolló un liderazgo conjunto, transformador, que observaba los problemas de sus comunidades y buscaba soluciones y mejoras en la calidad de vida”, indicó la presidenta del Grupo Social Cesap. 

Ese espacio fue estelar para la creación de un tejido comunitario vigoroso e importante que derivó en la creación del Centro Campesino El Convite, un espacio que une a todas las comunidades alrededor de Mucuchíes. 

Aniversario de Uniandes
Centro Campesino el Convite

“Tan solo este fin de semana, estuvimos recibiendo, en las instalaciones del Centro Campesino El Convite, la Feria de la Papa, que sirvió de encuentro para los cinco estados productores de papas del país, que crearon una nueva organización para juntar esfuerzos en todo lo que significa el cultivo de la papa en Venezuela”, señaló Diana Vegas. 

El Grupo Social Cesap es una red de organizaciones no gubernamentales, totalmente venezolana, de alcance nacional e independiente, conformada por 19 asociadas que se dedican, desde hace casi medio siglo, al empoderamiento ciudadano, la articulación y desde 2017, también a la atención de la emergencia humanitaria compleja que vive Venezuela. Su página web es gruposocialcesap.org y sus redes sociales son @CESAP_AC (Twitter) y @GSCesap (Instagram). 

Por: Pedro García Otero

Mujeres rurales Brión Venezuela

Representantes del Fondo Humanitario de Venezuela visitan huertos en Tacarigüita

Hay 80 huertos en Tacarigüita, de los cuales 65 son atendidos por mujeres. Esto se pudo notar en una reunión con los representantes del Fondo Humanitario de Venezuela (FHV) en la comunidad. Las familias compartieron sus experiencias, desafíos y las necesidades que presentan para sembrar. German Pirela, coordinador del proyecto Rehabilitación de Medios de Vida, y asistente a la gerencia operativa de AC, comentó que “La participación de la mujer en la agricultura es importante”. 

Más allá del pueblo de Curiepe se encuentra este sector, sumergido en la selva del Municipio Brión, donde los árboles verdes y el clima húmedo, reflejan la fertilidad de esta tierra. Casi todo lo que se siembra prospera. Cacao, musáceas (plátano, cambur) tomate, cilantro, calabacín y rábano, son solo algunos alimentos que producen las familias.

El ingeniero agrónomo Julio César Rosa, el promotor social Maiker Nieves y el ingeniero en agua Rafael Bolívar, se encargan de entregar las semillas, herramientas y conocimientos a las personas que viven en la parroquia de Curiepe. Esto es parte del trabajo que hace Acción Campesina en el estado Miranda con el apoyo del FHV.

Líderes de Tacarigüita

Las prácticas ancestrales de agricultura de esta zona están especializadas en el tratamiento del cacao, las musáceas, tubérculos como la yuca y el ocumo, cucurbitáceas como la auyama. También los vegetales como el cilantro y el maíz se dan en abundancia. 

La cifra de personas que se estimó impactar en Tacarigüita con el componente de ‘’Seguridad Alimentaria’’ es de 1.600. Ha sido superada ya que son 1.681 las que están aprovechando el apoyo. Ellas aprendieron a cultivar rubros desconocidos como la zanahoria, el rábano, pepino y remolacha. Ahora están presentes en su dieta y gozan de sus beneficios nutricionales. 

Entre las experiencias compartidas está la de cargar agua, una tarea cotidiana y muy árdua que ha provocado problemas en sus cervicales. ‘’He tenido que cargar agua casi todos los días para regar el huerto. Ahora estoy parada porque tengo un dolor en la columna muy fuerte. Nosotras vivimos de esto, de la siembra’’, comentó Ybelise Monterola en la reunión con el equipo técnico de Acción Campesina y los representantes del FHV.

El señor Irrael Monterola es un líder comunitario que impulsó a sus vecinos y empezaron a trabajar con Hidrocapital para recuperar el sistema de suministro de agua en el año 2016. La obra quedó paralizada porque la institución no pudo seguir con el desarrollo. Es un pozo profundo de un poco más de 90 metros de profundidad que tiene toda la parte eléctrica instalada, pero falta un componente para que la bomba funcione, la misma que adquirió la comunidad. 

Con la activación de esta solución de agua en Tacarigüita se espera que las familias de los sectores de La Josefa, la Pulla y los Ranchos, y en especial, las mujeres que cargan agua y se ocupan de criar a sus hijos, puedan aprovechar mejor su tiempo y aumentar la productividad de sus huertos.