Semiarido-Comunidad-La-Roxana-Municipio-Mara.-Estado-Zulia2021-08-05-1

La desertificación y la sequía, dos grandes amenazas para la humanidad

Por: Ismar Figuera

Según la ONU, como consecuencia de la sequía y la desertificación, cada año se pierden 12 millones de hectáreas que podrían haber producido más de 20 millones de toneladas de cereales. Hoy, el Día Mundial de Lucha contra la Desertificación y la Sequía, es necesario tomar un momento para reflexionar y pensar en acciones que reduzcan este fenómeno provocado por distintos factores. 

En los ecosistemas semiáridos las consecuencias son más graves, ya que por naturaleza el agua es escasa. Dicha condición unida a la vulnerabilidad de las poblaciones que habitan estos territorios, expone un panorama que necesita de acciones concretas para salvar todas las formas de vida.

Foto: Acción Campesina, Semiárido Comunidad La Roxana, Municipio Mara. Estado Zulia 2021

Qué es la desertificación

Es cuando el suelo en zonas vulnerables como las secas, áridas y subhúmedas, se degrada por factores climáticos y por la actividad humana.

‘’De acuerdo al artículo 1 de la convención de las Naciones Unidas, la lucha contra la desertificación resulta de diversos factores, fundamentalmente el factor climático, geomorfológicos y humanos. Es un problema mundial, que atenta contra la seguridad alimentaria, la erradicación de la pobreza y el desarrollo sostenible’’. Jesús Dugarte, coordinador del proyecto Huertos Familiares. 

Factor climático: la escasez de lluvia provoca sequía en el área. Al igual que las inundaciones, agravan la desertificación debido a que genera pérdida de suelo y de vegetación.  

Factores geomorfológicos: relacionados a las características del terreno, que a raíz de las sequías o inundaciones haya arrastre de suelo.

Leer también:

Factores humanos: se refieren al uso desproporcionado de los recursos, sin tener en cuenta el desarrollo ni la sostenibilidad. Esto es causado por la desigualdad de género y la falta de institucionalidad en las zonas rurales de los semiáridos.

Fotos Acción Campesina. Semiárido Comunidad La Roxana, Municipio Mara. Estado Zulia 2021

Organizaciones unidas para frenar la desertificación

Según las Organización de las Naciones Unidas, más de 100 países se han comprometido a restaurar sus tierras y litorales como parte de la lucha contra el cambio climático, la pérdida de la diversidad biológica y la degradación de las tierras. 

Acción Campesina es miembro de la Coalición Internacional de la Tierra de América Latina y el Caribe (ILC_ALC) desde el año 2007. Esta figura promueve proyectos en las zonas vulnerables de las regiones del mundo. El semiárido es una de ellas, y por lo mismo se ha generado desde la ALC la Plataforma de Semiáridos de América Latina. 

En el caso concreto de Venezuela, se ha trabajado en la zona de Lara, Municipio Urdaneta, en proyectos que integran a las comunidades. Con educación y promoción de las organizaciones comunitarias, se ha logrado recuperar el derecho de la tierra de hombres y mujeres, proteger al ecosistema semiárido y gestionar el agua de una forma eficiente. Esto ha sido posible con:

  • Actividades y talleres sobre organización comunitaria, conformación de mesas técnicas de agua para su gestión. Desde la recuperación de sistemas de abastecimiento y promoción de sistemas ancestrales como la cosecha de agua.
  • Identificación y actuación sobre los problemas de la comunidad: violencia basada en género, inseguridad alimentaria

La mujer como agente de cambio 

En octubre de 2021, el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas adoptó la resolución sobre el derecho a un medio ambiente limpio, saludable y sostenible en un momento cumbre para el trabajo que realiza el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA)en materia de justicia social y ambiental. En el centro de este derecho está la mujer como agente de cambio, activista y protectora de los ecosistemas semiáridos.

Foto Acción Campesina. Comunidad La Romana. Acción Campesina

‘’Promovemos fuertemente la participación de la mujer en las actividades de restauración porque son ellas las que manejan mejor el hábitat, ya que viven en el entorno de su casa, de su predio y esa visión del manejo de los recursos provoca un efecto de restauración de los ecosistemas’’ Gabriel Seghezzo, coordinador estratégico de gestión y relaciones institucionales en la Fundación para el Desarrollo en Justicia y Paz (FUNDAPAZ).

Desde el lugar de cada uno es posible actuar y dibujar una tierra más sana. La esperanza crece con organización para la recuperación de los ecosistemas. 

Verde-Azulado-Pina-Verano-Playa-Instagram-Publicacion-2

La desaparición de las abejas provocaría una auténtica crisis alimentaria

En el mes de mayo las abejas cobran una inusual importancia. Muchas voces en todo el mundo se levantan para exigir que se frene la extinción de estos insectos tan laboriosos y tan necesarios para el equilibrio de nuestro ecosistema. Y es que las abejas son insectos que pertenecen al orden Hymenoptera, también conocidos como Apiformes o Antofilos (del griego Anthophila, que significa “que ama las flores”). Son animales muy sociables que viven en colonias y se establecen en forma de enjambres, organizados en una estricta jerarquía de tres rangos sociales: la abeja reina, los zánganos y las abejas obreras, pero lamentablemente, su número se reduce considerablemente cada año.

Según afirma la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, FAO (por sus siglas en inglés), las abejas brindan servicios esenciales a nuestros ecosistemas y son los principales polinizadores de muchos de nuestros alimentos básicos. A pesar de todos los beneficios que aporta a la humanidad, su existencia se encuentra en la cuerda floja y con ella la latente amenaza de quedarnos sin suficiente alimento para abastecer a la población del planeta.

Leer también: Jóvenes de Sucre forman brigadas conservacionistas para proteger cuencas hidrográficas

“Las tasas actuales de extinción de especies son de cien a mil veces más altas de lo normal debido a las repercusiones humanas. Casi el 35 por ciento de los polinizadores invertebrados –en particular las abejas y las mariposas–, y alrededor del diecisiete por ciento de los polinizadores vertebrados –como los murciélagos– están en peligro de extinción a nivel mundial. Sin embargo, la población de polinizadores –en especial abejas y mariposas– ha disminuido de manera preocupante, debido principalmente a prácticas agrícolas intensivas, cambios en el uso de la tierra, plaguicidas (incluidos los insecticidas neonicotinoides), especies exóticas invasoras, enfermedades, plagas y el cambio climático.”

De seguir esta tendencia, al menos 100 especies de cultivos que proporcionan el 90 por ciento de los alimentos en todo el mundo, dejarían de producirse por la falta de polinizadores como la abeja.

“Las abejas están bajo la gran amenaza de los efectos combinados del cambio climático, la agricultura intensiva, el uso de pesticidas, la pérdida de biodiversidad y la contaminación. La ausencia de abejas y otros polinizadores eliminaría el café, las manzanas, las almendras, los tomates y el cacao, por nombrar solo algunos de los cultivos que dependen de la polinización. Los países deben cambiar a políticas y sistemas alimentarios más amigables y más sostenibles para los polinizadores”.

Ante esta gran amenaza, muchos organismos internacionales han sumado sus voces para pedir a los agricultores y responsables de las políticas que tomen acciones contundentes en materia protección de nuestros polinizadores. Pero no solo las organizaciones y entes gubernamentales están llamados a tomar acciones, también hay cosas que cada uno de nosotros puede hacer:

Dato curioso: Abejas de metal

Mientras la naturaleza se ve afectada por las malas prácticas de la humanidad, un grupo de científicos de todo el mundo trabaja arduamente para encontrar salidas a la catástrofe de grandes proporciones que pudiera ocurrir si llegaran a extinguirse las abejas.

Leer también: El acceso al agua y la seguridad alimentaria llegan a Ocumare del Tuy

Es así como al puro estilo una serie de ciencia ficción, científicos desarrollaron “drones abeja” que complementen las labores de polinización de estos insectos, y así evitar una crisis ambiental a nivel mundial.

Estos experimentos no buscan sustituir o reemplazar a los animales polinizadores, sino de alguna forma compensar la gran disminución que han sufrido estas especies.

Les dejamos este video como una manera de crear conciencia y evitar que siga el decrecimiento y extinción de algunos tipos de abejas y otras especies necesarias para la existencia humana.  VIDEO

WhatsApp Image 2022-05-25 at 12.29.20 PM

Acción Campesina mostró logros a representantes del FHV y de las embajadas de Alemania y Suiza

La región de Barlovento, ubicada en el estado Miranda, en el centro norte de Venezuela, es considerada como uno de los ejes cacaoteros del país. Está conformada por los municipios Acevedo, Andrés Bello, Brión, Buroz, Páez y Pedro Gual.  Y es Brión, específicamente, una de las entidades donde Acción Campesina está implementando el proyecto Rehabilitación de medios de vida para familias vulnerables en comunidades rurales y periurbanas,  con el objetivo de garantizar el acceso al agua y a las condiciones mínimas para la activación de las dinámicas agro-productivas. Este proyecto se ejecuta bajo el auspicio del Fondo Humanitario de Venezuela.

En la comunidad de Tacarigüita su gente amable y trabajadora recibió con agrado y un poco de nerviosismo, la visita de la oficial de proyectos de la Embajada Alemana, Johanna Stoeppler y Rudolf Krebs de la Embajada Alemana, así como a representante de la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (@SwissDevCoop), quienes estuvieron acompañados de Paula Morales, Madeleine Marín y Francis Restrepo del FHV  y de Germán Pirela, coordinador del proyecto por Acción Campesina.

“Esta visita se hizo el pasado 20 de mayo, con la finalidad de que los donantes del Fondo pudieran conocer en el terreno, el desarrollo de los proyectos que ellos están financiando, es decir, cómo los socios implementadores están haciendo uso de esos recursos y verificar cuáles son los avances y resultados que se derivan de todo ese proceso de financiamiento y de implementación de proyectos de emergencia Humanitaria,” señaló Germán Pirela, coordinador del Proyecto.

La ocasión fue propicia para compartir con varias familias locales que participan en el proyecto, allí pudieron observar los avances de los Huertos Familiares que hasta la fecha han producido más de 14.100 kilos de vegetales, en 80 huertos.

“Es importante destacar que de estos 80 huertos, al menos 66 son atendidos por mujeres y 14 por hombres Ahí vemos la participación predominante de mujeres y eso es un dato que a los visitantes, donantes y miembros del FHV les llamó mucho la atención”

Establecer estos huertos en una zona donde escasea el agua fue toda una proeza. De allí la importancia que cobra el componente de Soluciones de Agua que se realiza en Tacarigüita y Birongo, y que fue uno de los puntos focales y de mayor interés por parte de los visitantes.

“Se trata de la rehabilitación de un pozo profundo, que tiene 91 metros de profundidad. Esta es una obra que quedó paralizada desde el año 2016 aproximadamente y que en el marco del proyecto de Rehabilitación de medios de vida hemos retomado y había un interés del Fondo y de sus donantes de ver los avances y su funcionamiento, porque gracias al proyecto, se reactivó  el pozo y en este momento está abasteciendo de agua a la comunidad de Tacarigüita.”

Esta solución de agua beneficiará a unas 1.705 personas y que el Fondo valoró muy positivamente, porque si bien a la obra le falta un tramo para su culminación definitiva,  representa una experiencia positiva de acceso al agua a la población, puntualizó Pirela..

La participación activa de las mujeres, que en su mayoría, conforman el comité de gestión comunitaria de agua, también fue muy bien ponderado por la comisión.

En este sentido, se realizó un conversatorio donde se abordaron las principales problemáticas que se derivan de la dificultad para acceder al agua. Allí  las mujeres presentes relataron cómo han venido presentando problemas de salud a nivel de la cervical por cargar agua desde los principales cauces de agua que hay en las comunidades, riachuelos o pozos cercanos y cómo ahora esto está significando tener acceso al agua de manera más inmediata.

En el encuentro con los cooperantes, también se le comunicó acerca de la rehabilitación de una estación de bombeo de agua, en Birongo, municipio Brión, que beneficiará a 790 persona más.

Todo esto conforma avances y resultados concretos que fueron compartidos en un espacio de conversación con los donantes y con nuestro cooperante que es el FHV.

Seguimos sensibilizando

En el marco de proyecto que culmina a mediados del mes de juio, en el componente de Seguridad Alimentaria y medios de vidas  se impartieron talleres de alimentación sana), donde participaron unas 20 personas y se espera llegar a 80, es decir, al total de los participantes de Huertos Familiares, para reforzar temas como: mejor aprovechamiento de los rubros agrícolas, preparación de alimentos saludables, incorporación de nuevos ingredientes, etc.

“Además, estamos dictando unos talleres de gestión de cuencas y microcuencas, en las cuales participaron 40 personas y estamos haciendo una réplica de esos talleres para llegar a 20 a 30 personas más, de manera de estar impactando a entre 60 a 70 personas”, aseguró Julio Rossa, Ing. Agrónomo del proyecto en Brión.

Igualmente, se conformaron dos brigadas juveniles ambientalistas. Una en Tacarigüita, donde participan 37 jóvenes y otra en Birongo, con 34 jóvenes.

Trabajo y ejemplo de compromiso

A pesar de ser el primer proyecto que coordino, puedo decir con orgullo que los resultados han sido positivos. Este fue un desafío y por eso, desde el punto de vista personal, me he sentido permanentemente desafiado, por las responsabilidades que implica andar en esto y en temas que no son de mi total manejo, pero me tocó aprender. Desde el punto de vista institucional, esto supone un crecimiento de AC en término de todo lo que significa el trabajo con soluciones de agua que es un área que estamos explorando todavía, conociendo y aprendiendo y eso resulta bastante importante. Eso me contenta mucho, me desafía el hecho de participar en un proyecto en calidad de coordinador, en donde siento que en mi condición de joven, en un país en crisis puedo ayudar a construir un horizonte más digno para la gente.

Germán Pirela, Coordinador del Proyecto