0001-25545789986 1

Más de 120 familias fortalecen sus conocimientos sobre alimentación sana en Sucre y Miranda

En un país rico en tierras y frutos es de suponer que los ciudadanos pueden gozar de esto y por lo tanto tener una dieta balanceada. Sin embargo, hay desafíos políticos, sociales y ambientales que la hacen cuesta arriba. Como parte del trabajo para hacer frente a esta situación, el equipo de Acción Campesina impartió el taller de Alimentación sana en los municipios Brión y Tomas Lander, del estado Miranda; y en el municipio Bermúdez del estado Sucre.

El proyecto ‘’Rehabilitación de Medios de Vida en los estados Sucre y Miranda’’, apoyado por el Fondo Humanitario de Venezuela, contempla esta formación desarrollada por nutricionistas y replicada por el equipo local y la comunidad, como parte del componente de seguridad alimentaria. Una alimentación saludable, variada y equilibrada de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud, estará determinada por las características de cada persona (edad, sexo, hábitos de vida y grado de actividad física), el contexto cultural, los alimentos disponibles en el lugar y los hábitos alimentarios. 

La Encuesta sobre Condiciones de Vida (Encovi) de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), presentada el pasado mes de septiembre, la inseguridad alimentaria severa en Venezuela aumentó de 23,3 % en 2019-2020 a 24,5 % en 2021. Este proyecto busca dar respuestas a dicha crisis. 

Temas claves en los talleres

De acuerdo al coordinador del proyecto, Germán Pirela, el objetivo de estos talleres es que las familias que forman parte del proyecto adquieran herramientas y conocimientos que les permita aprovechar los rubros que están produciendo, e instalar hábitos de alimentación saludable. La meta era impactar a 120 personas. 

‘’La alimentación sana viene desde el momento en que siembras los alimentos, los cosechas y los elaboras para consumirlos. Alimentarse es un sistema. Cada rubro aporta algo esencial, nutrientes y micronutrientes. En el procesamiento para el consumo, la higiene determina que sean saludables o no. En el sistema también también participa la comunidad como replicadora de la formación, hábitos y costumbres y para eso debe entenderlo desde el origen’’.

Germán pirela, coordinador del proyecto

En este sentido Pavlova Álvarez, nutricionista de Acción Campesina, explicó que los talleres de alimentación sana consistieron en ofrecer opciones para combinar y preparar los rubros a fin de tener una dieta equilibrada, siguiendo una manipulación adecuada. 

‘’Los temas abordados en el taller fueron referidos a la alimentación saludable, higiene de los alimentos, conservación de alimentos y liderazgo comunitario para el fortalecimiento de los conocimientos en nutrición’’.

Pavlova Álvarez

Durante dos días las familias recibieron asesoramiento nutricional y ellas replicaron la información al llevarla a otros miembros de la comunidad. En el municipio Tomás Lander 90 personas han recibido la formación y en Bermúdez es igual el número personas que la recibieron.   

Brión, Miranda

‘’En Brión participaron alrededor de 20 personas. Estuvieron muy atentas y participativas sobre los temas, especialmente el relacionado al uso variado de los alimentos. Comentaron que la siembra les ha ayudado en muchas ocasiones a disponer de alimentos cuando no tienen suficiente dinero, de hacer intercambios entre rubros, de regalar cuando les sobra a familiares y fortalecer su alimentación y, en casos muy productivos venderlos, siendo una fuente de ingreso’’.

Pavlova Álvarez

El trompo nutricional para una dieta saludable

La nutricionista Pavlovla, impartió la información del plato saludable  basándose en el trompo nutricional de los alimentos que consiste en: 

La franja de los alimentos energéticos o fuente de carbohidratos (franja amarilla) que ocupen 1/4 del plato y la presencia de los alimentos reguladores o fuente de fibras, vitaminas y minerales (franja verde) entre frutas y vegetales, que ocupen al menos la mitad del plato y el otro cuadrante de los alimentos proteicos de origen animal.

‘’También hablamos de la sustitución de alimentos como arroz y pasta por los rubros que cosechan como el plátano, la importancia del consumo diario de frutas especialmente de temporada y la sustitución de las proteínas animales por proteínas vegetales combinando alimentos como los cereales o tubérculos con granos’’.

Pavlova Álvarez

En cuanto a las medidas de higiene comentaron las dificultades que tienen con el agua que a veces no es de la mejor calidad, pero procuran la limpieza en sus cocinas y el constante lavado de manos.

Tuvieron interrogantes relacionadas con el azúcar, si ésta era o no necesaria en la dieta, cómo prevenir enfermedades o mejorar la salud mediante el consumo de algunos alimentos, especialmente aquellos que siembran.

La especialista hizo hincapié en los siguientes puntos:

  • La higiene de las manos y los rubros es fundamental para que los alimentos no se dañen y evitar contraer enfermedades
  • No hay alimentos malos ni buenos, todo se basa en no caer en los excesos y adaptarnos si tenemos enfermedades,
  • En los periodos de cosecha también hay que almacenar bien los alimentos para evitar que se dañen.

La agricultura familiar representa una oportunidad para fortalecer la seguridad alimentaria y los medios de vida. A través de ella se preservan los rubros tradicionales, al tiempo que contribuye a una dieta balanceada.

Agricultura organica

¿Cómo la agricultura orgánica mitiga el cambio climático?

El 4 de abril el Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés) publicó un informe en el que expone datos alarmantes sobre el detrimento de los ecosistemas y las formas de vida. También incluyó medidas para disminuir sus efectos de aquí al 2025, de lo contrario la catástrofe será inimaginable. Aquí entra la influencia directa de la agricultura como actividad humana que explota los recursos de la tierra y que impacta directamente en ella. Ante esta situación Acción Campesina basa su actuación en sostener acciones, proyectos y estrategias que mitigan las consecuencias de dicho proceso.

Para producir alimentos se necesita agua, semillas, fertilizantes y controladores de plagas, recursos básicos para su sostenibilidad. El desequilibrio se presenta cuándo estos son empleados de formas que atentan contra el ecosistema donde se implanta el cultivo. 

De acuerdo al ingeniero y coordinador del componente agronómico del proyecto Huertos Familiares, Diego Diamont, ‘’todo proceso agrícola tiene entrada y salida. Todo lo que se introduzca mediante insumos químicos o biológicos, como la semilla, los fertilizantes y los controladores de plaga, generan un impacto en el medio ambiente, empezando por el suelo y el agua’’.

Cultivo de maíz, la Guajira, estado Zulia

En la actualidad la siembra del maíz, cereal que tiene miles de años de cultivo, es común utilizar la urea como fertilizante químico nitrogenado. Esto representa un riesgo ya que debido a su alta volatilidad contamina las aguas y la atmósfera, tal como lo explica el ingeniero. 

‘’Para ayudar al proceso productivo de este rubro se considera que son 200 kg por hectárea, dependiendo de la cantidad de nitrógeno que haya disponible en el suelo. La úrea es volátil, por lo que solo el 46% es aprovechado en la planta, el resto se evapora o se percola en el suelo, impactando a la atmósfera o las aguas. Una parte es reciclada en procesos vitales y el resto se acumula, afectando a los organismos vivos’’. 

Humus de lombriz, alternativa a la úrea contra el cambio climático

La agricultura proporciona la segunda mayor parte del potencial de mitigación del cambio climático, de acuerdo al informe. También resalta la adopción de dietas saludables y sostenibles, aquellas centradas en alimentos de origen vegetal y de bajo impacto ambiental.

Además del riego por goteo, la utilización de insumos biológicos para controlar las plagas, como los que son a base de hongos trichoderma y beauveria, o la siembra de plantas aromáticas como la albahaca; el humus producido a partir de la lombricultura es una de las técnicas de agricultura orgánica más empleadas en los proyectos de Acción Campesina. 

El excremento de las lombrices rojas, conocidas como californianas (Eisenia foetida Sav), es muy beneficioso para el suelo. Los residuos obtenidos luego de que digieren la materia orgánica, sirven para aportar nitrógeno, fósforo, potasio y calcio a los cultivos. 

‘’Esto se puede utilizar a pequeña, mediana y gran escala. Si logramos que los productores agrícolas entiendan que esta es una alternativa para llevar alimentos sanos a la mesa y que por otro lado estamos siendo protectores del medio ambiente, lograremos conservar los recursos naturales por mucho más tiempo’’. Comentó el ingeniero agrónomo.

Otras ventajas del humus son la prevención de enfermedades en las plantas. Asimismo facilita el enraizamiento, evita la deshidratación, contribuye en la regulación del pH del suelo, la producción es sostenible en el tiempo y de bajo costo.

Algunas de las desventajas que resalta el ingeniero de las técnicas de agricultura orgánica es que los insumos se obtienen de procesos más lentos que los químicos debido a su origen natural. Aún así, con estrategias y planes para su reproducción sostenida puede lograrse un modelo exitoso de agricultura orgánica, entre los que destacan los huertos familiares. 

Los Wayuu Asistencia humanitaria

En el Semiárido venezolano habita un pueblo ancestral : Los Wayuu

Al hablar del semiárido en Venezuela es necesario mencionar que este comprende desde la zona norte del país, específicamente desde el estado Zulia, pasando por Falcón, la zona costera, hasta la altiplanicie de Barquisimeto. De acuerdo a Fundapaz, Fundación para el desarrollo en justicia y paz, ubicada en Argentina, este ecosistema equivale a 28.695 km, lo que representa el 2.66% del territorio nacional. Tiene particularidades culturales y biológicas que lo diferencian de otros ecosistemas. En el caso del semiárido de la entidad zuliana, el espacio está ocupado por el pueblo indígena Wayuu o Guajiros.

Esta población ancestral habita la península de Guajira y se identifica por su cultura basada en el matricentrismo, la organización por clanes y el aprovechamiento de los recursos. La comercialización del chivo y tubérculos como el maní y el merey son algunos.

 ”Alijuna” es un término empleado por los Wayuu para referirse a la persona que no pertenece al clan. La madre es quien traspasa el linaje a la familia. En esta cultura cuando a la mujer le llega la menstruación por primera vez, las niñas deben estar un tiempo encerradas por seguridad y para aprender tareas cotidianas como el tejido. 

Superando los desafíos de la zona semiárida 

Para hacer frente a la compleja situación en la Guajira, derivada de la crisis humanitaria, Acción Campesina promueve encuentros con las personas de las comunidades rurales y articula proyectos que las benefician en materia de seguridad alimentaria con la instalación de huertos orgánicos; agua y saneamiento con las soluciones de agua; salud con la dotación de kits de higiene, métodos anticonceptivos y formación de auxiliares de salud; y educación con la capacitación de profesores. 

Lo anterior es una respuesta para equilibrar las condiciones de vida en esta parte del semiárido venezolano que están gravemente afectadas y cuya problemática se ha acrecentado por la pandemia de COVID-19. En este sentido Yelmi Urrutia, asistente a la coordinación del proyecto Huertos Familiares de Acción Campesina explicó en el Segundo Congreso de Mujeres Líderes Para la Sostenibilidad

‘’Donde antes llegaba el gas doméstico, ahora tienen que cocinar con leña y otros tipos de combustible. La crisis ha hecho que sea una carga añadida para la larga jornada de las mujeres. Lo mismo sucede con el agua, han ido colapsando los sistemas de agua potable, es muy irregular el suministro. En la Guajira venezolana del estado Zulia, se abastecen del jagüey’’.  

Pese a estos desafíos, la comunidad indígena Wayuu es resiliente como el cactus que crece en medio del desierto, con poca agua pero firme y jugoso. Ellos continúan trabajando y haciendo frente a las adversidades para preservar su riqueza cultural, empapada por su idioma, artesanías y formas de asociación. 

Otra consecuencia de la crisis es la migración de los profesionales como los docentes hacia la zona central del país a ciudades como Caracas, Maracay o Valencia, otros optan por cambiar de oficio. Algunos prefieren dedicarse a la economía informal debido a la precariedad de los salarios. Quienes aún permanecen en la docencia dan clases con sobrecarga de alumnos, pues la oferta de docentes ha mermado. 

Conversatorio-violencia-de-genero

Conversatorio de políticas públicas para la prevención de la violencia basada en género

Por: Gonzalo Albano Gutiérrez

Como parte de las actividades que realiza el Observatorio Ciudadano de Políticas Públicas Municipales “La Gente Propone”, proyecto que impulsa el Grupo Social Cesap en 10 estados del país, veedoras ciudadanas, luchadores sociales, organizaciones de la sociedad civil, representantes de las instituciones públicas y miembros del gobierno local del municipio Girardot, en el estado Cojedes, realizaron un conversatorio para debatir, analizar e impulsar políticas públicas que ayuden a la prevención la violencia basada en género, en la parroquia El Baúl de ese estado llanero.

Esta jornada fue una iniciativa de Acción Campesina en el marco del proyecto de Seguridad Alimentaria, que además incluye la atención a las beneficiarias del Comedor Comunitario Armando Jansenns, que son víctimas de violencia. En la reunión estuvieron presentes funcionarios del Consejo de Protección Municipal de los Niños, Niñas y Adolescentes, representantes locales del Instituto Nacional de la Mujer (Inamujer) y veedoras ciudadanas del Observatorio La Gente Propone El Baúl.

Los participantes, quienes contaron con el acompañamiento de la licenciada Yonay Cartaya, especialista de género de Acción Campesina, coincidieron en que es necesario habilitar un espacio para garantizar el funcionamiento pleno de la Oficina de Atención a la Mujer en el municipio Girardot, y que desde ese despacho se puedan gestionar y ejecutar efectivamente, programas de protección, asesoría, atención médica, psicológica, social y legal para todas las víctimas de la violencia basada en género.

Durante el diálogo también se debatieron las alternativas y las posibilidades reales de trabajar conjuntamente para gestar ordenanzas y políticas públicas que permitan asegurar el derecho de las mujeres y niñas a vivir una vida libre de violencia y discriminación.

Prevención la violencia basada en género.

Finalmente, todas las personas y organizaciones que asistieron a este conversatorio, se comprometieron a luchar mancomunadamente para unificar perspectivas, objetivos y criterios, y de esta forma desarrollar, mejorar y proponer nuevos mecanismos de protección para todas las mujeres que hacen vida en esta jurisdicción llanera.

Acción Campesina como organización de la sociedad civil, a través de los programas y proyectos sociales con más de 29 años de trayectoria en la acción popular, da un paso más en defensa de los derechos humanos y la promoción de campañas informativas acerca de la prevención y sensibilización en materia de violencia de género, igualdad y derechos de la mujer.

Acción Campesina y Gran Cine Móvil: una alianza para fomentar la resiliencia en comunidades rurales

Con gran entusiasmo, las comunidades de Moritas y de Paso de flores, en el municipio Papelón del estado Portuguesa, acudieron al llamado que hizo Acción Campesina para disfrutar de tres funciones de cine a cielo abierto.

Para muchos de los asistentes esta era la primera vez que iban al cine. La emoción en sus rostros era indescriptible. Sus ojos brillaban como luceros en la oscuridad de la noche, mientras en la gran pantalla bailaban y cantaban los personajes de Encanto, la nueva película animada de Disney que se enfoca en la perspectiva cultural y el realismo mágico colombiano.

“Esta es una maravillosa oportunidad de llevar una actividad recreativa diferente a las comunidades rurales, donde niños, niñas, adolescentes y adultos viven una experiencia inolvidable. Integramos, promovemos resiliencia, valores y disfrutamos juntos”,

Saidmar Viñalez, Coordinadora Nacional del Proyecto Fénix, que ejecuta Acción Campesina en los estados Portuguesa, Trujillo y Cojedes.

Esta iniciativa nació hace tres años aproximadamente, cuando Acción Campesina, en conjunto con la Asociación Civil Concentroccidente, ambas asociadas al Grupo Social CESAP, unieron esfuerzos con Gran Cine Móvil, una asociación civil sin fines de lucro orientada a la cultura y al desarrollo social, cuya alianza permite llevar cine de calidad a las familias participantes del Proyecto Fénix, en zonas rurales del país.

“Para nosotros es una gran oportunidad esta alianza con Gran Cine, ya que nos permite mejorar las condiciones de vida y lograr bienestar social de forma colectiva en las comunidades donde habitan nuestros participantes, de una manera divertida, generando empatía y afianzando valores orientados hacia la unión familiar, el cuidado ambiental, la honestidad y la solidaridad, entre otros.”

Saidmar Viñalez, Coordinadora Nacional Proyecto Fénix

Sin electricidad en el pueblo pero con una luz de esperanza encendida

La noche en que estaba prevista la proyección de la película Encanto en la comunidad de Morita, en el municipio Papelón del estado Portuguesa, hubo un corte eléctrico poco antes de iniciar la función. “Sin embargo, esto fue un ejemplo de cómo se promueve la resiliencia, porque esta es también una forma de hacerle frente a los problemas nacionales, ya que el personal de Gran Cine Móvil cuenta con un generador de energía para aguantar los constantes cortes eléctricos que afectan a la población Venezolana, y porque aun sin luz, comenzó a llegar la  gente y el espacio se llenó de tal forma que perdimos de vista cuántas personas estaban allí. Contamos más de 200 personas. Eso estaba repleto, repleto de gente. Estimamos que estaban más de 250 personas en esa actividad. Para mí eso fue un ejemplo de resiliencia, porque el hecho de que se te vaya la luz de noche, es de por sí un momento difícil, desagradable para la familia, porque es una zona muy calurosa, no puedes conciliar el sueño, no puedes relajarte. Y el hecho de que tengan la oportunidad de participar y ver una película y compartir con todos sus vecinos, es una experiencia increíble,” expresó.

De esta manera la luna portugueseña fue testigo de una noche mágica, donde se encendió una luz de esperanza a cielo abierto.

“Con este tipo de actividad se genera un antes y un después, porque al inicio del proyecto el equipo tiene que convocar a la gente casa por casa, convencerlos para que participen, y luego de esta actividad,  al darse cuenta de lo que somos capaces de hacer y de acercar a su comunidad, la gente se siente mucho más comprometida con el proyecto y con las demás actividades que llevamos a la comunidad”

Esto es apenas el inicio de lo que podría considerase una relación que nació para quedarse entre el Gran Cine Móvil y Acción Campesina, “porque ya son tres años de trabajo con las comunidades rurales, con población PNPI, acercando el cine a gente que no puede pagar una entrada y donde no hay salas de proyección; y si Dios lo permite, continuaremos llevando sano entretenimiento  ya que creemos en la fuerza transformadora del cine como agente de cambio social, como motor para la socialización y como un ente integrador de la sociedad. Esta ha sido una experiencia inolvidable”.

WhatsApp-Image-2022-04-08-at-1.05.41-AM

Semana de estudio 2022, días de reflexión y reencuentros

Teniendo como marco los hermosos paisajes del Centro de Formación Pozo de Rosas, en San Pedro de Los Altos, estado Miranda, el Grupo Social CESAP, realizó con éxito, la Semana de Estudio 2022 y Acción Campesina estuvo presente como una de las 19 asociadas a esta red de organizaciones al servicio de la Acción Popular.

Este tipo de actividad, que ya es tradición en el Grupo Social CESAP, es un espacio para el reencuentro y reflexión que permite hacer un balance del trabajo realizado el año anterior, así como para analizar el entorno y su coyuntura para prefigurar los nuevos retos  en el futuro inmediato.

Para Nhelsyr González, Gerente de Operaciones de Acción Campesina,  “la Semana de estudio es parte importante de la cultura organizacional del Grupo Social CESAP. No solo nos permite reencontrarnos físicamente después de un buen tiempo sin poder hacerlo, sino que favorece el análisis del comportamiento organizacional, los cambios en la estructura, las motivaciones y el compromiso institucional, entre otras cosas”.

Para Diana Moreno, asistente a la Dirección General de Acción Campesina,  el Grupo Social Cesap es coherente al mantener una línea general  que propicie estos encuentros. “Pienso que sigue teniendo la misma pertinencia  de quienes pensaron desde sus inicios, este tipo de estrategias anuales, porque efectivamente las organizaciones son entes vivos y en la medida que puedan ir reflexionando, adaptando sobre sus prácticas, pueden hacerse las mejoras y pueden salir a la luz los aprendizajes. En ese sentido me parece que la semana de estudios como práctica institucional  siempre van a ser una manera de encontrarnos, de aprender y de crecer, además de compartir, porque también es importante porque los grupos, las instituciones,  están conformado por personas, por seres humanos. En verdad estoy agradecida de poder participar en estos espacios.”

Merecido homenaje

Saber reconocer es saber ganar, dicen los expertos en Organización de empresas. Y eso lo sabe muy bien el liderazgo del GSC, quien cada año rinde homenaje a su talento humano por sus años de servicio, pero también porque sabe que el reconocimiento está estrechamente vinculado con la motivación y ésta con la rentabilidad y productividad de la institución.

Este año, la semana de estudios fue el contexto donde se rindió homenaje a los cesapianos que cumplen 5, 15, 20, 25, 35 y 55 años en la organización.

Nuestra compañera Yelmi Urrutia, Asistente del Proyecto Huertos Familiares, recibió reconocimiento por sus primeros 5 años de labor, mientras que a Nhelsyr González le fue otorgada la Orden al Mérito en su Primera Clase por sus 25 años en la organización.

También, en el marco de la Semana de Estudio 2022, se realizó la celebración de la palabra, en la Plaza Armando Janssens, justo al lado de la lápida donde están los restos de este recordado fundador.

Para finalizar la jornada, la noche se hizo corta para celebrar el reencuentro de amigos cespianos. La churuata El Timonel cobijó con música, bailes y mucha alegría el compartir que cerró con broche de oro una semana que será recordada como una de las más productivas y amenas de todos los tiempos.