WhatsApp-Image-2022-03-10-at-8.13.33-AM

Concejo Municipal de Girardot, en Cojedes, aprueba primera ordenanza para promover la agricultura familiar

Por: Gonzalo Albano

Esta normativa impulsada, redactada y presentada en sesión especial por los veedores del Observatorio Ciudadano de Políticas Públicas Municipales, La Gente Propone, productores y el equipo de la Organización Civil Acción Campesina, asociada del Grupo Social Cesap, busca fomentar la agricultura familiar como mecanismo para la producción orgánica y sostenible de alimentos en el municipio Girardot, así como propiciar el acceso a insumos para los pequeños productores de la agricultura familiar.

Rosa Gutiérrez, representante de Acción Campesina en la entidad cojedeña, señaló que la idea surgió durante un conversatorio promovido por @ElBaúlPropone, donde estuvieron presentes Manuel Gómez, director general de la organización, el grupo de veeduría ciudadana y pequeños productores. “Eso fue en el 2018. Allí los asistentes decidieron organizarse y crear una ley local para fomentar la agricultura como un mecanismo de producción sostenible y hacerle frente a la escasez de alimentos”, dijo Gutiérrez.

Luego de mesas de diálogo, debates y reuniones de trabajo entre los veedores ciudadanos de El Baúl Propone, las familias productoras y los técnicos agrarios de Acción Campesina, se creó el primer proyecto de ordenanza y fue presentado a los miembros de la Cámara Municipal vigente en el año 2019, quienes lo recibieron, pero no se logró obtener una respuesta sobre su discusión o una posible aprobación.

Tomando en cuenta que se produjo un cambio político en el poder ejecutivo municipal el pasado 21 de noviembre del año 2021, los promotores del proyecto aprovecharon la oportunidad para mostrar a los nuevos concejales una versión actualizada de la propuesta. Los ediles la analizaron, le dieron el visto bueno y aprobaron la ordenanza este martes 8 de marzo.

«Este es un logro ciudadano importantísimo que se cristalizó con mucha constancia y esfuerzo, hoy más que nunca estoy convencida que la corresponsabilidad, el trabajo en equipo, las alianzas, la organización de la sociedad civil y la participación activa en el desarrollo de las políticas públicas, generan cambios positivos muy significativos», expresó Rosa Gutiérrez, coordinadora del Observatorio El Baúl Propone.

La representante de AC, aseguró que esta nueva ordenanza permitirá desarrollar la agricultura orgánica y sustentable y a su vez mejorar, diversificar e incrementar las cosechas. También fue concebida para capacitar, empoderar y brindar oportunidades comerciales a todo el gremio de productores, y finalmente se espera que los campesinos progresivamente obtengan autonomía operativa y logística para ofertar los productos obtenidos de su trabajo agrícola y pecuario.

Junta Directiva de Cesap El Convite

Junta directiva del Grupo Social Cesap se reúne en el Centro Campesino El Convite

Se reforzaron los lazos con los actores relevantes de la población de Mucuchíes, donde opera El Convite, y también de todo el estado Mérida

Durante dos días la directiva del Grupo Social Cesap se reunió en las instalaciones de la Asociación Civil Centro Campesino El Convite, ubicado en Mucuchíes, estado Mérida, con el fin de promover nuevas actividades en esta asociada de nuestra red de ONG, con presencia en la región desde hace más de 40 años. 

La comitiva estuvo integrada por Diana Vegas, presidenta del Grupo Social Cesap; y los directivos Manuel Gómez (Acción Campesina), Rosa Elena Acevedo (Uniandes, que opera en Mérida y Táchira), Heriberto Araujo (Centro Campesino El Convite) y Andrés Hoyos (Centro de Animación Juvenil, de Valera, estado Trujillo). 

Tanto Acción Campesina, como el Centro de Animación Juvenil y Uniandes son organizaciones integrantes del Centro Campesino El Convite, que surgió a finales de la década de los 70 del siglo pasado con proyectos de formación campesina en la región y que mantiene actualmente programas de huertos familiares y contra la violencia de género basados en la metodología de acercamiento a las comunidades que es característica del Grupo Social Cesap. 

Durante estos dos días, la directiva del Grupo Social Cesap también se reunió con diferentes actores significativos de la región de Mucuchíes, fuerzas vivas de la región, incluyendo funcionarios de la Alcaldía de Mucuchíes, y el nuevo alcalde del municipio Rangel, Abraham Haydón. 

Uno de los acuerdos que se alcanzaron fue el establecimiento, en el Centro Campesino El Convite, de una clínica jurídica gratuita en esta ONG, que estará a cargo de la abogada Beatriz Ceballos, una reconocida abogada de la región, con amplia experiencia por su trabajo con las comunidades de Puerto Ayacucho (estado Amazonas) y Guasdualito (estado Apure). 

Ceballos, quien también ha sido síndico del municipio Rangel (cuya capital es Mucuchíes) continuará acompañando a las comunidades más vulnerables con nuestros programa en El Convite, ONG perteneciente al Grupo Social Cesap

La directiva del Grupo Social Cesap también visitó la sede de Uniandes en la ciudad de Mérida, donde se establecieron contactos con diversos actores relevantes de la capital del estado, con el fins de empoderamiento, articulación y protección, como lo hemos venido haciendo en el Grupo Social Cesap a lo largo de medio siglo ininterrumpido de vida institucional. 

Manantial-de-Bendiciones

Más de 20.000 personas en 11 estados del país se benefician de las soluciones de agua

Cada 22 de marzo se celebra el Día Mundial del Agua, momento preciso para enaltecer la necesidad de la conservación, gestión para su renovación. Muchas son las actividades diarias en las que utilizamos este recurso, pero algunas de ellas se llevan la mayoría de su disponibilidad. La agricultura destaca por emplear grandes cantidades, por tal razón el planteamiento y cumplimiento de políticas, junto a la organización de las comunidades, es el eje para aprovecharlo de forma eficiente. 

Solo en el 2021, Acción Campesina, junto a las comunidades, activaron once soluciones de agua en el marco del proyecto Huertos Familiares, en los estados, Lara, Guárico, Mérida, Miranda y Zulia. Un total de 5.171 familias, que equivale a 20.921 personas, ahora tienen acceso al líquido esencial. De estas, especialmente tres, emplean pozos subterráneos para su suministro. 

De acuerdo a La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agriculturam, FAO, a nivel mundial las aguas subterráneas proporcionan alrededor del 50% de toda el agua potable y el 43% de todo el riego agrícola. Esto abre la reflexión sobre el uso que se le está dando. En Acción Campesina se trabaja junto a la comunidad, en recuperar sistemas de abastecimientos, así como la formación, a través de  talleres para el uso sostenible del recurso hídrico en la agricultura y su gestión en las comunidades, mediante asambleas comunitarias. 

Desde el trabajo de Acción Campesina se ha puesto en evidencia la estrecha relación de la agricultura y el agua, es por eso que en cada comunidad donde se establecen huertos familiares, también debe haber sistemas de abastecimiento funcionales. En aquellos espacios donde no existen cuencas cerca, se emplean sistemas como los pozos y bombas sumergibles para extraer el agua subterránea, tal como en la Guajira, Guárico, Miranda y Lara.

El informe Agua Subterráneas, Hacer visible, lo invisible, publicado por la Organización de las Naciones Unidas el 21 de marzo de 2022, explica el origen, el destino y la organización de las políticas para el aprovechamiento de los recursos hídricos que se encuentran bajo tierra. El mismo detalla que la extracción de agua subterránea ha desempeñado un papel importante en la aceleración de la producción de alimentos a partir de la década de 1970, especialmente en las zonas semiáridas y áridas con precipitaciones y aguas superficiales limitadas.

La falta de acceso al agua y al saneamiento va ligada estrechamente a la pobreza. El trabajo para erradicarla, debe ser constante para que llegue a cada rincón, solo así se logrará el Objetivo de Desarrollo Sostenible #6: garantizar la disponibilidad y la gestión sostenible del agua y el saneamiento para todos.

Ver más Activación del acueducto comunitario ‘’Manantial de bendiciones’’ beneficia a 730 personas en Lara

Activación del Pozo Danubio

Puesta en marcha del Pozo Danubio III, una solución que hace justicia en Duaca

Por: Alexander Cambero

Un viejo anhelo del este de Duaca, la capital del municipio Crespo del estado Lara, llegó a materializarse gracias al esfuerzo de la comunidad, que recibió de manos de la Asociación Civil Acción Campesina, el impulso necesario para reactivar el pozo Danubio 3 que beneficiará a más seiscientas cuarenta familias de los sectores: Danubio, Reinaldo Bravo, José Feliz Rivas y Antonio José de Sucre.

Activación del Pozo Danubio

Son más de dos mil quinientas personas que logran ponerle coto al viacrucis que significa el no tener agua por tubería, gracias al esfuerzo mancomunado de la comunidad organizada en alianza con algunos entes gubernamentales, como la Gobernación de Lara, la Alcaldía de Crespo, el Ministerio del agua, Hidrolara y Corpoelec, entre otros.

Explicaron los vecinos que hace aproximadamente seis años, un grupo de delincuentes sustrajo los equipos del pozo, dejándolos en una dificultosa situación. Pasaron a depender  de camiones cisternas, que muchas veces no llegaba. En varias oportunidades tuvieron que pagarlos en dólares, trayendo como consecuencia mayores penurias para la ya menguada economía popular. 

Fueron años de graves dificultades para familias humildes que tocaron muchas puertas sin encontrar soluciones. La excelente gestión que hace el equipo de Acción Campesina en el municipio Crespo, logró con éxito consumar el proyecto.

Hace algunos días la gran aspiración se convirtió en realidad.  Las cuatro comunidades se reunieron en la urbanización Antonio José de Sucre, para recibir de manos de Manuel Gómez Naranjo,  director general de Acción Campesina, la administración del pozo de manera formal.

En el acto la ingeniera Ismary D´Amelio, encargada de la obra y miembro de la organización, explicó los alcances de los trabajos. Relató que buscaron “muchas alternativas que eran muy poco factibles” luego de numerosos estudios llegaron a la conclusión que lo ideal era reactivar el pozo Danubio tres. Para ello era fundamental concientizar a los vecinos de la importancia de involucrarse en la solución del problema.

Contó que los vecinos pasaron hambre, lluvia y sol trabajando en la activación del pozo “en algunas casas las mujeres cocinaban para llevarle alimento a quienes trabajaban allí. Toda esa mancomunidad dio sus frutos.”

En sus palabras destacó “el papel de la policía de Lara en el resguardo de los equipos suministrados por Acción Campesina en la activación del pozo.”

El luchador social Jesús Leo recalcó que “sin la ayuda de Acción Campesina no lo hubieran logrado, porque era muy importante la unidad entre diversos entes, para alcanzar el beneficio de todos sin ningún color político.

Belkis Torres Mujica, beneficiada con la obra señaló: que estaba feliz con la culminación de proyecto: “qué bueno tener agua por tuberías, para no depender de camiones cisternas que llegaban cuando les daba la gana”

En medio de grandes aplausos, las comunidades allí reunidas escucharon las palabras del directivo de AC. Señaló que se encontraba muy contento por ver culminada una obra tan importante para Duaca.

“Aunar esfuerzos entre los diversos organismos del estado, para lograr soluciones efectivas es fundamental en la solución de los difíciles  problemas comunitarios.” Aseguró que están prestos a seguir apostándole a este tipo de proyectos en el municipio, siempre buscando que se logre con el concurso de todos. “Nadie puede solo, por muy poderoso que sea. El país que tenemos lo levantaremos con el granito de arena que cada uno aporte (…) la responsabilidad de trabajar por el desarrollo de la comunidad no excluye a nadie.”

Reconoció que habían logrado alianzas importantes con la gobernación de Lara, Alcaldía de Crespo, Ministerio del Agua, Hidrolara, Corpoelec. Esta experiencia positiva debe profundizarse sin ningún tipo de mezquindades. Sostuvo que Acción Campesina trabaja sin agendas ocultas. “Ninguno de nosotros anda promoviéndose como candidato a nada, lo que nos mueve es ver rostros de felicidad como los que vemos reunidos hoy acá. Ahora queda en sus manos la administración y el cuido de la obra. Los invitó a organizarse y ser ejemplo para otras comunidades que tienen aspiraciones de mejorar.” 

De seguidas el equipo de Acción Campesina junto a diversos entes y la comunidad organizada se dirigieron hasta el pozo Danubio tres para formalizar su puesta en funcionamiento.    

WhatsApp-Image-2022-03-17-at-7.52.21-PM

En Altagracia de Orituco se habló de género: Cuando la violencia se disfraza de amor

Por: Yaneth Chique

La Violencia de Género en Venezuela es considerada como un fenómeno o problema de salud pública que afecta no solo a Venezuela, si no a muchos países del mundo. Es por ello que Acción Campesina organizó  la charla “Hablemos de género: cuando la violencia se disfraza de amor”, con el propósito de concientizar a la población del municipio José Tadeo Monagas, en el estado Guárico, sobre este importante tema.

La actividad contó con la ponencia de la Lic. Carolina Rojas, promotora social y de la Psicóloga Melany Rodríguez, quienes forman parte del equipo de trabajo de Acción Campesina en la entidad.

Durante su ponencia, Rojas explicó que en promedio hubo una acción femicida cada 19 horas durante el año 2021, esto según cifras ofrecidas por el Centro de Justicia y Paz (CEPAZ), organización sin fines de lucro que desarrolla un trabajo especializado en pro de las poblaciones vulnerables, enfocándose en mujeres.

Por su parte, Melany Rodríguez puntualizó que la violencia es un patrón de conducta aprendido que suele repetirse “la manera que el agresor tiene de defenderse, expresarse o decir lo que piensa es golpeando a otra persona o ejerciendo poder y control. Estamos enseñando a nuestros hijos que valen un golpe”.

Durante la charla también dijeron presente la Lic. Janis Joplin, defensora de los derechos humanos de CEPAZ, así como las Lic. Nhelsyr González y Yelmi Urrutia, Gerente de Operaciones de Acción Campesina y Asistente de Proyectos de Acción Campesina, respectivamente.

Al finalizar las ponencias, Andreína Zerpa, concejal de municipio José Tadeo Monagas y asistente al evento, dedicó unas palabras al público presente explicando que “cuando estás sumergida en este tipo de violencia, es difícil enfrentar el día a día, ver a los ojos a tus hijos y decirles que todo está bien, así el mundo se te esté derrumbando en pedazos”.

La concejal explicó, además, lo difícil de romper con el círculo de violencia, señalando que “es difícil buscar ayuda, porque tienes temor de decirle a las personas que estás pasando por eso, porque hay quienes te entienden y otras no, quizás hasta temor de decirle a tu familia porque no sabes cómo lo van a enfrentar”.

Esta actividad forma parte de un conjunto de acciones que organiza el Observatorio de Políticas Públicas Municipales La Gente Propone, proyecto del Grupo Social CESAP y que ejecuta Acción Campesina en el municipio Monagas. El mismo se realizó en las instalaciones de la fundación Dr. Pedro María Arévalo, el pasado viernes 18 de marzo.

Debido al éxito obtenido, se espera programar nuevas fechas de esta charla, esto con el fin de educar, ayudar y concientizar a la mayor cantidad de personas referente a este tema.

post-1b

Acción Campesina participó en el II Congreso Internacional de mujeres líderes por la sostenibilidad

En el marco de la celebración del Día Internacional de la Mujer, este 8 y 9 de marzo se celebró el II Congreso Internacional de mujeres líderes por la sostenibilidad, organizado por la Coordinación de Género e Igualdad de Oportunidades de la Secretaría General de la Red Internacional de Promotores ODS (RIPO) y la Fundación Embajadoras Venezuela Sostenible (EVS), con el patrocinio de la Embajada de España en Venezuela y la colaboración de 51 organizaciones aliadas de América látina y el caribe, entre ellas Acción Campesina, el Centro de Estudios del Desarrollo Universidad Central de Venezuela y la Asociación Civil Mujer y Ciudadania.

Acción Campesina, presentó la ponencia Situación de las mujeres rurales en Venezuela de la mano de Yelmi Urrutia, asistente de proyectos en Acción Campesina, Ingeniera Agrónoma, egresada de la UCV y actualmente desarrolla su tesis de Maestría  de Estudios de la Mujer en la UCV. Su desarrollo profesional se ha centrado en trabajar con poblaciones vulnerables de zonas rurales, indígenas y urbanas. 

La ingeniera Urrutía abordó puntos claves para entender las condiciones de vida de las mujeres que hacen vida en el campo, cómo han cambiado desde la emergencia humanitaria y la actuación de las instituciones.  

‘’En el mundo rural las instituciones están más ausentes de lo que pueden estar en las zonas urbanas. Todo es más difícil. Hay unos desafíos mayores, que impactan en la calidad de vida, que no tenemos las mujeres urbanas. Cuando se trata de mujeres indígenas aumenta el grado de discriminación y vulneración’’.

También explicó que las mujeres rurales son una intersección en la categoría de género que le otorga condiciones distintas al resto, en muchos casos, con notable vulnerabilidad. 

Congreso por el Día Internacional de La Mujer

‘’Alrededor del 63% de quienes participan en los proyectos son mujeres, son las que lideran los huertos familiares.Por lo general no hay la visibilización de mujeres productoras, y cuando visitamos las comunidades nos encontramos que son líderes, voceras y las que asisten sin temor a todas las capacitaciones que les llevamos’’, expresó la ingeniera.  

La especialista también explicó las condiciones de trabajo de las mujeres, en medio de la crisis energética, de gas y de suministro de agua. 

‘’Donde antes llegaba el gas doméstico, ahora tienen que cocinar con leña y otros tipos de combustible. La crisis ha hecho que sea una carga añadida para la larga jornada de las mujeres. Lo mismo sucede con el agua, han ido colapsando los sistemas de agua potable. Es muy irregular el suministro. En la Guajira venezolana del estado Zulia, un método para abastecerse es el jagüey’’.

Otro punto relevante que abordó la ingeniera, fue sobre las mujeres migrantes y el cambio en la estructura familiar que esto genera. 

Venezuela vive una emergencia humanitaria compleja, por lo que a Acción Campesina le ha tocado atender proyectos de esta índole, sin perder el norte del desarrollo. El congreso estuvo orientado a tres Objetivos De Desarrollo Sostenible, ODS 5, igualdad de género, ODS 10, reducción de desigualdades y ODS 13, acción por el clima.  

Enlace a la participación de Yelmi Urrutia

Huerto-Escolar-AC

Niños y jóvenes siembran su alimento en el huerto escolar

Cuando un niño germina la primera semilla, la cuida y luego se alimenta del fruto, está aprendiendo a ser responsable de su seguridad aliementaria. Este proceso en el hogar tiene acompañamiento de los padres y demás familiares que transmiten el conocimiento. En el contexto educativo interactúan otras partes, profesores, compañeros de clase y el resto del personal, directivo y administrativo, hace que se generen otro tipo de relaciones en la siembra.

En el marco del proyecto ‘’Fortalecimiento de la producción local y soluciones de medios de vida basadas en el mercado’’ la escuela se ha convertido en un espacio para replicar métodos de producción, con la asistencia de los ingenieros y promotores de Acción Campesina. 

Un huerto escolar por municipio

Durante la gestión de este proyecto se han instalado nueve huertos escolares de hasta 2.500 m2. Son tres por municipio, en Santiago Mariño, estado Aragua y, Andrés Eloy Blanco y Morán en Lara. Con estas prácticas los alumnos desarrollan su capacidad de organización, aprenden sobre la agricultura como medio de vida, a la vez que afianzan su sentido de pertenencia y conciencia medioambiental.

Esto se manifiesta con los estudiantes de cuarto grado de la Unidad Educativa Nacional Bolivariana Boro Mamonal, del Municipio Morán, con la asistencia del Ingeniero agrónomo César Lucena y el promotor social Roger García. Sembraron en presencia del personal directivo, docentes, padres y representantes, calabacín, cilantro, cebollín, caraota, lechuga, tomate, pimentón y ají dulce. 

‘’Los estudiantes quedaron contentos con el compromiso de atender, cuidar y mantener el huerto escolar, mediante las prácticas agrícolas respectivas’’. Comentó Roger García.

También en el bachillerato de la Unidad Educativa Nacional Jesús Arfilio Mogollón Ovalles, del mismo municipio, aprovecharon la oportunidad para establecer el huerto escolar. Sembraron cilantro, cebollín, lechuga, perejil, tomate, pimentón y ají dulce.

‘’Los estudiantes demostraron interés y se comprometieron a cuidar dicho huerto escolar implementando las labores culturales que amerita durante su desarrollo’’. Explicó Roger García.

Más tierra fértil para los huertos escolares, está ubicada en el otro municipio larense, Andrés Eloy Blanco. En la Unidad Educativa Jesús David Carrera Hernández, ya van por la segunda siembra. Son 10 niños que junto a su maestra, han asumido el compromiso de cuidar el cultivo. Al igual que los 20 alumnos de la Unidad Educativa Nacional Bolivariana Rancho Grande. El tercero, en el Liceo Bolivariano José Bernabé Alvarado, es atendido por 36 jóvenes que con esmero y dedicación siembran su alimento. 

Hacía Aragua, en el municipio Santiago Mariño, se encuentra uno de los huertos escolares en la iglesia cristiana Enciende Una Luz, ubicada en Las Mercedes de Paya. Es un lugar de encuentro donde 15 niños participan, los mismos que van a recibir clases de refuerzo y estudios bíblicos. La responsable del huerto es la sra Yaquelin Gómez.

‘’Hemos visto la respuesta de Dios por medio de Acción Campesina. Estamos cultivando esta preciosa semilla de hortalizas con los niños. Ha servido de motivación para ellos, para que tengan mayor interés en comer más sano al integrarlas en los alimentos ’’. Expresó Yaquelin Gómez.

La cosecha de los huertos escolares va dirigida al beneficio de los niños y sus familias. En la escuela, los estudiantes gozan del alimento que sembraron en el programa de alimentación escolar (PAE). La iglesia emplea las frutas y hortalizas para preparar el menú. En algunos huertos, como los de Andrés Eloy Blanco, la comunidad aprovecha lo que cultivan en estos espacios. 

Crear y manejar un huerto escolar

De acuerdo a la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), en su manual Crear y Manejar un huerto escolar, los terrenos de las escuelas representan:

• Una fuente de alimentos para mejorar la dieta de los niños y su salud;

• Una fuente de influencias saludables (agua potable, actividad física, letrinas o retretes higiénicos, lavabos y almuerzos escolares);

• Un lugar para aprender (sobre la naturaleza, la agricultura y la nutrición);

• Un lugar para el disfrute y el esparcimiento (flores, arbustos, sombra, áreas de

juegos y lugares donde se consumen las comidas);

• una lección constante sobre el medio ambiente y un motivo de orgullo por la propia

escuela.

Un huerto escolar es la representación de la siembra de conocimiento, experiencias y prácticas que convierten al espacio baldío en alimento para los niños que participan.  

Dia-del-campesino-1

Campesino, dueño de la tierra y proveedor de seguridad alimentaria

Trabajar la tierra con dedicación para obtener alimento, es lo que resume el ser campesino. Ya sea propia o de un tercero, él se encarga todos los días de labrar, cortar, germinar, podar y cargar para producir, mientras que el sol, el viento, y otras formas de vida en el entorno, son testigos de esta labor. El campesino, con sus conocimientos ancestrales y de innovación tecnológica, es capaz de gestionar los recursos como semillas, tierra, agua, insumos agrícolas, fertilizantes y controladores, para replicar la producción y sostenerla en el tiempo. 

Las extensiones de terreno alejadas de las ciudades representan el espacio donde productores agrícolas hacen vida. Establecen relaciones sólidas comunitarias, estructuran una familia y basan su sustento en el autoabastecimiento, mediante la siembra y el beneficio de la venta o trueque del excedente. Por ser quien se llena las manos de tierra, carga peso e inventa con su creatividad, todos los días para hacer florecer lo sembrado, el campesino tiene derecho sobre ella. 

Un 5 de marzo de 1960 en el campo de Carabobo se promulgó la Ley y Programa de la Reforma Agraria, por el presidente Rómulo Betancourt, que dio título de propiedad a las familias campesinas, créditos y asistencia técnica ya que las de entonces trabajaban para las grandes haciendas y no tenían conocimiento en el gestión de la siembra. 

Hoy se puede notar una mejoría en la organización de los campesinos, lo que resulta de una producción superior y beneficio para toda la comunidad donde se encuentran. Sin embargo aún existen desafíos que deben superar. En Acción Campesina hay varios casos de éxito, en los que los pequeños agricultores han cambiado su vida y la de uqienes los rodean.

Jhobert Martínez, proveedor de alimento para su familia y la comunidad

Esta es la experiencia de Jhobert Martínez, un hombre de 46 años que junto a su familia, esposa y dos hijas, han establecido el huerto que aporta a la seguridad alimentaria de su núcleo y al de su comunidad, El Progreso, Municipio Mario Briceño Iragorry del estado Aragua. Su oficio se basa en el desarrollo de aplicaciones web y el pastorado de un templo cristiano en su comunidad. Él ya sembraba pero desde el 2021, cuando ingresó al proyecto, su huerto cambió al trabajarlo con más detalle.

‘’Gracias a la ayuda de Acción Campesina comencé a sembrar de una manera más responsable y que da resultado. Yo los llamé y ellos me dieron asesoría, me instruyeron para comenzar a la vez que me dieron una escardilla nueva y semillas de buena calidad. Hemos cultivado muchísima berenjena, pepino, rábanos, ahuyama, yuca, maíz, caraota, maní, coliflor, cambur, plátano, tomate, quinchoncho, ñame’’. Comentó Jhobert sobre su experiencia.

El trabajo en el huerto, le ha permitido extender sus valores y servir al prójimo, como lo establece la religión cristiana. Mateo 20:28: Así como el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir y para dar su vida en rescate por muchos.

‘’Lo que hemos sacado de este terreno ha sido principalmente para el consumo de la familia, pero como tenemos la tendencia de compartir todo, hacíamos una sopa los sábados de la que comían 12 personas de la comunidad. Ha disminuido un poco, ahora lo hacemos los días lunes con 3 o 4 personas, entre adultos mayores, mujeres y niños’’. 

Debido a la sequía, el cultivo no está dando los resultados de antes, sin embargo esta familia no se detiene.

‘’Dependemos siempre de la provisión de Dios que siempre abre una puerta. Lo que pienso para darle continuidad a este proceso, y en mi fe oro a Dios para que así sea, es tener mejores herramientas. Antes de la escardilla que nos dio AC, teníamos que labrar la tierra con un pico viejo. Remover la tierra no es tan fácil, nosotros no tenemos maquinaria de ningún tipo, esto lo hago yo solo a mano y ya mi cuerpo está cansado. Ahorita padezco de una hernia a causa del esfuerzo. De todos modos pensamos en seguir’’.

Jhobert, campesino para que trabaja por su comunidad

Jhobert y su familia, tienen una capacidad infinita para dar. A través del servicio honran sus principios.

‘’El 20% de lo que no utilizamos para la sopa lo compartimos con otras familias, especialmente de la tercera edad. Les preparamos bolsas con berenjenas, tomates, pepinos, limones, parchitas, mango, aguacate y cambur verde’’. 

Empáticos, trabajadores, organizados, proactivos, innovadores y resilientes, así son los pequeños agricultores que trabajan en el campo venezolano. Es necesario reivindicar su labor para que las condiciones de los héroes de la seguridad alimentaria mejoren. 

Ver más: Día del campesino: Una historia de lucha

Día del campesino: una historia de lucha

                                                                                          Por: Alexander Cambero

En los surcos del campo se creó la nación olvidada. El fuego de fusiles que disparaban en la búsqueda de la libertad terminó logrando una independencia que dejó al campesino como un ser al cual los distintos gobiernos no le dieron mayor importancia.

En el poder cambiaron los apellidos y sus apetencias. Sin embargo, los campesinos siguieron siendo los últimos eslabones de una cadena de intereses.

El maestro Rómulo Gallegos fue un hombre que penetró la patria recóndita, en su rol como escritor, sostenía: “Venezuela tiene que reivindicar al campesino.”  Su amor por las tierras ignotas, que millones de compatriotas desconocían, lo hizo un embajador que abrió puertas en la conciencia de una nación. En su obra cumbre, Doña Bárbara, publicada el 15 de febrero de 1929, planteaba, entre otras cosas, la desigualdad en el campo venezolano. Las enormes injusticias sociales que hicieron de los hombres bestias que masticaban pobreza.

Fue así como el 19 de octubre del año 1948, el presidente Rómulo Gallegos, ponía el ejecútese a la ley de Reforma Agraria. Se crea el Instituto Agrario Nacional (IAN). Era la primera vez que un gobierno se ocupaba de brindarle una herramienta jurídica que garantizaba equidad al campesino.  

Desafortunadamente, el golpe de estado del 24 de noviembre de 1948 acabó con aquella ilusión. Un oscuro túnel dictatorial se atravesó en el proyecto reivindicativo.

Caída la tenebrosa experiencia, la gestión democrática del presidente Rómulo Betancourt se propuso, como primera acción del gobierno democrático, un verdadero acto de justicia.  El 5 de marzo de 1960, en el Campo de Carabobo, se ponía en marcha la Ley de Reforma agraria. Allí donde conquistamos la libertad se le daba el ejecútese a una segunda independencia, que protegía a los mayores desasistidos de nuestra historia, las principales víctimas de las injusticias y el latifundio.

En Carabobo la nación se reencontró con ella misma. La democracia unía a sus hijos, honraba un compromiso de siglos. Los campesinos enarbolaban las mismas banderas que alzaron nuestros héroes.

Una voz autorizada

En el marco de un nuevo aniversario del Día del Campesino en Venezuela, conversamos con el reconocido ingeniero agrónomo  Werner Gutiérrez Ferrer. Su experiencia es amplia. Fue decano de la facultad de agronomía de la universidad del Zulia. En la actualidad sigue siendo profesor de esa casa de estudios. Además, asesora una buena cantidad de gremios, es conferencista habitual de encuentros agrícolas. Igualmente conduce un prestigioso programa de radio en la ciudad de Maracaibo. Con suma gentileza nos fue dejando sus reflexiones sobre el mundo rural.

¿Por qué se conmemora el Día del Campesino?

El 5 de marzo de 1970 el presidente Rafael Caldera decreta el día del campesino. Al cumplirse diez años de la promulgación de la Ley de Reforma Agraria en el Campo de Carabobo. El primer mandatario nacional Rómulo Betancourt, fue el encargado de hacer justicia en esa oportunidad. Luego, la continuidad administrativa democrática en manos del primer dignatario socialcristiano reconocía la gesta civil más importante de la historia. Era un tributo que se les rendía a los hombres y mujeres del campo, que con su esfuerzo contribuían  con el engrandecimiento de la nación.

¿El campesino solo es el pequeño productor?

Es un error instalado desde hace décadas, según el cual: campesino solo es el pequeño productor.  Realmente todo productor del campo, sean pequeños, medianos y grandes llevan ese honroso nombre. Sean estos quienes cultivan la tierra o se dediquen a la cría. Esa jerarquización, nacida desde la experiencia latifundista, debe ser desterrada para lograr mayor equidad.

¿Qué se logró con la reforma agraria?

Sin lugar a dudas la Ley marca un antes y un después en la agricultura venezolana. Desde la década del sesenta hasta la llegada de Hugo Chávez al poder, hubo un avance importante en el sector. Se puede demostrar estadísticamente el crecimiento sostenido en rubros importantísimos para le economía endógena como el maíz y el arroz. El crecimiento sostenido de nuestros rebaños bovinos. Asimismo el acompañamiento técnico con programas destinados a cubrir todo el territorio nacional. El desarrollo de grandes extensiones de riego en diferentes zonas de Venezuela. Las vías de penetración rural y con ellas llegaron la escuela y la medicatura.

Los organismos crediticios funcionaban. La investigación logró un banco de datos, potencialidades y oportunidades que fue la envidia en el hemisferio. La nación logró autoabastecerse en importantes rubros. Además,  los excedentes fueron al mercado internacional. El desarrollo en el campo fue logrando importantes éxitos. El sueño de no depender de la renta petrolera parecía estar a las puertas, lamentablemente una visión anacrónica llegó al poder.

¿Qué pasó después?

El gobierno de Hugo Chávez se levantaba sobre una supuesta bandera de defensa del campesino. El gobierno revolucionario promulga la Ley de Tierras en el año 2001. Como gancho para atrapar incautos hablaban de la justa distribución de la tierra. Se hace una campaña, para los que al entender del chavismo, era latifundio en Venezuela. Como esa Ley tenía demasiados vacíos importantes, nunca se reglamentó la aplicación del instrumento legal, jamás explicaron que era latifundio para ellos. Simplemente se levantó esa bandera con fines proselitistas.

¿Cómo está el campesino hoy?

El campesino venezolano después de veintiún años de promulgada esa Ley. Con casi veintitrés de experiencia Chávez- Maduro se siente defraudado. Lejos de  haber realizado una distribución de la tierra que verdaderamente reivindicara el espíritu de la justicia, hizo que naciera una casta boli burguesa amparada por ser el gobierno mismo apoderándose de todo.

Grandes extensiones de tierra ahora son parte de la fortuna mal habida de militares, políticos y gente de dudosa reputación. Oscuros personajes que forman parte del entorno en Miraflores.

Por otra parte, el estado venezolano es el mayor terrateniente de la nación. Cerca de seis millones de hectáreas fueron confiscadas a sus legítimos dueños. Los  gobiernso de Chávez y Maduro levantaron una bandera en contra el latifundio. Ahora son ellos los verdaderos latifundistas. Grandes hatos que estaban completamente productivos, hoy son espacios llenos de maleza. Ante esta realidad tenemos que decir que el campesino venezolano vive hoy en peores condiciones que antes de la llegada de Hugo Chávez al poder. Y lo decimos no solo por no tener acceso a tierras, sino por carecer de créditos agrícolas. Ningún país puede crecer sin financiamiento bancario. Tenemos más de tres años sin este tipo de apoyo. Acá se desmontó el apoyo técnico.

¿Cómo hace el campesino para mantenerse?  

El campesino venezolano trabaja con las uñas. Solo el deseo de mantener a su familia, el profundo amor que tienen por la actividad, que nació por herencia familiar, lo que los sostiene. Son los tercos del campo que creen en la recuperación de la patria. Ese esfuerzo titánico abre caminos para la esperanza. Son los campesinos del sector privado los que se alzan para mostrar una posibilidad. Todos los planes gubernamentales han fracasado, este gobierno estafó al campo.

¿Qué hacemos?  

Según algunos, poseemos más de treinta millones de hectáreas para la producción. Solo utilizamos un 25 por ciento. Somos una de las naciones con mayores reservas territoriales del planeta. Esa es una gran oportunidad, pero para cambiar esto: tenemos que transformar el campo venezolano. Que podamos cambiar una visión anacrónica por aquella que tenga en la inversión vigorosa, la implementación de nuevas tecnologías, el plan rector de un proyecto nacional que redunde en el apoyo campesino.

El mejor homenaje que podemos brindarle a la gente del medio rural es apuntalarlos. Darles herramientas para que la semilla pueda brindar su fruto.     

IMG_7746

Jornada de implantes subdérmicos benefició a 75 mujeres de La Guajira

Por: Gabriel Pérez

En una jornada especial, realizada en el ambulatorio de la comunidad de Guarero, en el estado Zulia, 75 mujeres recibieron implantes subdérmicos, como una medida de control de la natalidad en esa población. El personal sanitario explicó los beneficios y los contra de colocarse este método anticonceptivo, las asistentes manifestaron sentirse acompañadas en el proceso e informadas durante todo el proceso.

Dana González, habitante de Guarero, comentó: “El implante me beneficia porque tengo un bebe recién nacido y ahora con éste método me da tiempo para planificar el otro, para mí es importante tener un proyecto de vida, no sabemos lo que nos depara el destino, así que estamos aprendiendo paso a paso junto a mi esposo”, asimismo resaltó lo importante de la formación y acotó, “la formación fue muy útil para estar más preparadas y tener conciencia a pesar de nuestra juventud”. 

Los implantes subdérmicos en la decisión de gestar a la edad adecuada

El embarazo precoz genera una serie de riesgos y consecuencias para la salud de la madre y la del bebé. Durante este proceso el cuerpo de la mujer experimenta cambios, por lo que debe tener mayores cuidados, así como una mejor alimentación. Por ello es recomendable planificar una gestación responsable entre los 20 y 30 años, cuando el cuerpo ha logrado desarrollarse por completo

Explicación a la comunidad sobre los implantes subdérmicos

En la comunidad de Guarero existe una diversidad cultural muy nutrida que nace de la relación con personas del vecino país Colombia, y también de las familias de la etnia Wayuu y el gentilicio “alijuna”, que quiere decir que no es de sangre wayuu. Entre estos convergen distintas creencias y costumbres familiares, entre ellas, el desarrollo de la mujer y la información sobre el embarazo, tema tabú dentro de los hogares.

Jaritza Fernández, promotora del proyecto, indicó lo siguiente: “una de las características principales de las familias wayuu es que son muy amplias, tienen muchos hijos para agrandar el clan, pero también ante la falta de conocimiento de métodos anticonceptivos tienen hijos de manera inesperada”. También comentó que en la actualidad hay un alto índice de adolescentes embarazadas por falta de conocimiento y planificación de un proyecto de vida,  esto genera inconvenientes internos en la familia al no acompañar debidamente a los jóvenes durante este proceso.

En pro del desarrollo de la comunidad 

La doctora Karelis Flores fue la encargada de colocar los implantes subdérmicos durante la jornada de 3 días, antes de proceder a la colocación les explicó el método a las mujeres.  

Informaba que los implantes son un par de varillas flexibles que contiene una hormona derivada de la progesterona, que evita la ovulación y hace más espeso el moco del cuello del útero, impidiendo el paso de los espermatozoides al interior de él. Su charla motivó a las mujeres a planificar sus embarazos y llevarlos de la manera más sana posible.

“Esta labor que se hace desde Acción Campesina es muy valiosa, la comunidad en general y específicamente las mujeres, han tenido disposición para aprender y construir una familia con un propósito establecido, definitivamente se han tejido nuevas vidas”.

“Para mi este abordaje fue importante, este implante me permite darme un tiempo para cuidar mejor a mis 2 hijos y para organizar mejor a mi familia. Tengo un proyecto de vida y es ver a mis niños crecer y darles un buen ejemplo’’. Compartió emocionada que la información dada por el programa Tejiendo Puentes de Vida es valiosa y permite a la comunidad estar mejor informada, comentó Merbelis Benítez vecina del sector.

La salud mental, física y reproductiva es un tema de mucho valor, en las comunidades de Guarero se espera que las personas sean multiplicadoras de los mensajes y compartan sus experiencias.